Filosofía de salud de Danny Roddie

La filosofía de salud de Danny Roddie, influenciada por Ray Peat, solo que hace más hincapié en cómo el ambiente afecta a la salud capilar y calvicie. Así que tras leer varios de los post de su web voy a resumir lo que me pareció más interesante. 

Índice

●Introducción
●Sobre los peligros del exceso de hierro
●Serotonina e indefensión aprendida
●Equilibrio redox y dióxido de carbono
●Apoyando la función hepática
●Deficiencia de los ácidos grasos esenciales
●Resumiendo la filosofía de salud de Danny Roddie
●Sobre la investigación de la calvicie patrón
●Crecimiento del pelo durante el embarazo
●El cabello de los recién nacidos
●Cabello, energía y estrés oxidativo
●Estaciones del año y crecimiento del pelo
●Enfermedades de la hibernación
●Terapia pro-metabólica

Introducción

La tiroides es la hormona encargada de regular la tasa metabólica al actuar como mediadora de la respiración celular lo que repercute en la capacidad de generar energía para todas las funciones biológicas. Es por ello que un estado de hipotiroidismo cursa con letargo, frío, depresión, enfermedades, envejecimiento acelerado, etc…

En cuanto a la respiración celular es necesario entender la forma de obtención de energía: la oxidación glucolítica proporciona ATP, CO2 y agua, mientras que la betaoxidación de ácidos grasos genera menos CO2. Sin embargo, existe una tercera vía de obtención de energía por medio de la fermentación de glucosa en ácido láctico, estado pro inflamatorio y característico de estados de enfermedad (sobre todo cáncer). Cualquier interferencia en la respiración celular progresivamente alterará la función tiroidea, y con ello la producción de ATP y CO2, apareciendo así procesos oxidativos y radicales libres

Sobre los peligros del exceso de hierro

El hierro es un mineral necesario para la fisiología pero su exceso tiende a acumularse y conforme pasan los años más acumulación se tiende a producir. El exceso de hierro actúa como factor anti respiratorio al inhibir el metabolismo mitocondrial del citocromo C.

En suma al exceso de hierro, un metabolismo reducido junto niveles altos de PUFAS que aumentan la actividad de prostaglandinas inflamatorias en detrimento de grasas saturadas aumenta la respuesta de estrés y favorece secreciones anómalas de cortisol, estrógenos y serotonina, desplazando hormonas que generan un buen estado de salud como tiroideas, progesterona, testosterona, DHEA, vitamina D…

Serotonina e indefensión aprendida

La relación entre cortisol y serotonina es recíproca, una aumenta a la otra y promueven la secreción de estrógenos, prolactina y prostaglandinas, un panorama estresante. Los excesos de cortisol y por ende de serotonina son proclives a generar estados de indefensión aprendida. La serotonina es un neurotransmisor creado principalmente en el intestino lugar donde se ha observado cómo las alteraciones digestivas (colitis ulcerosa, Crohn, celiaquía, endotoxinas…) causan aumentos en los niveles de serotonina.

Equilibrio redox y dióxido de carbono

Cómo era de esperar la hormona tiroidea regula el equilibrio redox, al aumentar la producción de CO2 mejora la difusión de O2 por las células en los tejidos (efecto Bohr), evitando así la situación de estrés oxidativo y peroxidación lipídica que ocurre cuando las mitocondrias no generan suficiente ATP y CO2 debido a estados de estrés y con niveles insuficientes de hormona tiroidea.

Un consejo que aporta Danny, es beber un vaso de leche entera con 2 o 3 cucharadas de azúcar y sal, con esto se pueden obtener resultados similares a los efectos de tomar hormona tiroidea, sin embargo, como siempre esto no es un único factor sino que es todo el contexto lo que optimizará el entorno hormonal, para ello, mejorar el ratio calcio a fosfato y la exposición a luz solar e infrarroja pueden ser herramientas muy interesantes en dicha mejora.

Apoyando la función hepática

El benevolente hígado cumple muchas funciones distintas en la fisiología desde funciones digestivas hasta hormonales pasando por detoxificantes, así que, apoyar la función hepática y no estresarlo con tóxicos como alcohol, fármacos, drogas, y PUFAS, es primordial. En el hígado tiene lugar la metabolización de los estrógenos, y también tiene lugar gran parte de la conversión de hormona tiroidea. Por último, en estados de cirrosis se ha observado que la prolactina y el estrógeno aumentan. 

Mantener una dieta de fácil digestión y valorar el consumo de aspirina por sus diferentes beneficios puede ser congruente, ya que la aspirina :

  • Es un antiinflamatorio eficaz reduciendo prostaglandinas inflamatorias derivadas de las PUFAS como el ácido araquidónico.
  • Mejora el ciclo de Randle al inhibir los ácidos grasos y facilitar la oxidación de glucosa, reduciendo así la resistencia a la insulina.
  • Apoya el funcionamiento de la hormona tiroidea.
  • El consumo crónico de aspirina puede agotar los depósitos de vitamina K, cabe considerar complementar la aspirina con vitamina K.
  • Para evitar los efectos adversos gastrointestinales de la aspirina es conveniente consumirla con agua tibia y junto una comida.

Consumir gelatina/colágeno como buena fuente del aminoácido glicina blinda al hígado de los daños producidos por la endotoxina bacteriana y el alcohol. Otro aspecto importante para el hígado es incluir en la dieta colina y fructosa para cubrir los depósitos de glucógeno hepático con el fin de apoyar sus funciones 

Deficiencia de los ácidos grasos esenciales

En diversas pruebas de laboratorio se ha comprobado cómo animales que llevan una dieta deficiente en ácidos grasos esenciales producen menos estrógenos y prostaglandinas inflamatorias que sus semejantes con una dieta rica en ácidos grasos esenciales. En concreto, el ácido graso esencial o PUFA con el que experimentan los estudios es el ácido araquidónico, ya sea mediante consumo dietético o como resultante a partir del ácido linoleico.

La lipofuscina o pigmento de la edad es consecuencia de una alta peroxidación lipídica, resultado de grandes factores como el cambio del metabolismo, donde los receptores de las hormonas del estrés no responden correctamente a su retroalimentación, generando así respuestas elevadas de dichas hormonas del estrés y en contraposición reduciendo hormonas de la juventud como DHEA, tiroideas, progesterona y testosterona. Y por otro lado más ambiental, el consumo de PUFAS y hábitos de vida estresantes, son factores  que promueven un estado deficiente en la oxidación glucolítica mitocondrial proclive a diversas enfermedades del envejecimiento 

Es importante ser objetivos y llevar un tratamiento de datos como la temperatura corporal (superior a 36’5 C al despertar y tras las comidas) monitorización de la glucosa, pulso, tensión arterial y analíticas sanguíneas periódicas donde se marquen como básicos: vitamina D, homocisteína, TSH, T3, T4, prolactina, testosterona, colesterol, cálcico y fosfato.

Líneas de investigación o enfoques de salud: dieta de fácil digestión alta en carbohidratos simples y baja en PUFAS, meditación y terapias de respiración que retienen CO2, aspirina y vitamina K, exposición solar (vitamina D) y terapia de luz roja e infrarroja, medicamentos destinados a reducir la inflamación intestinal y endotoxinas bacterianas.

Resumiendo la filosofía de salud de Danny Roddie

  1. Optimizar la función tiroidea por medio de una dieta baja en PUFAS y alimentos bociógenos, rica en proteínas procedente de leche entera, quesos, carne de rumiante, huevos ecológicos, otras y mariscos, taurina, caldo de huesos (colágeno/glicina).
     
  2. Aspirina y vitamina K para combatir los efectos inflamatorios de las prostaglandinas, a lo que se podría añadir vitamina E contra la peroxidación lipídica de las PUFAS.
     
  3. Evitar protocolos como el ayuno y dieta cetogenica que se relacionan con estados de hipotiroidismo subclínico.
     
  4. Dieta de fácil digestión equilibrada o con niveles bajos de fibra para evitar el sobrecrecimiento de endotoxinas bacterianas.
     
  5. Añadir abundantes carbohidratos como las frutas, siendo esta la mejor fuente sobre todo madura y tropical, por último mermeladas y zumos naturales ricos en químicos como la apigenina y naringenina. Un aspecto importante para evitar el efecto insulinogénico de la proteína es mantener altos los carbohidratos frente a las proteínas.
     
  6. Adecuar la ingesta de hierro y mejorar su absorción o quelación mediante herramientas como: vitamina c, donaciones de sangre, café con comidas ricas en hierro y leche.
     
  7. La cantidad adecuada de sal en la dieta, es decir, sal al gusto, con el fin de regular la liberación de aldosterona y retener magnesio y calcio.
     
  8. Métodos de DX como la temperatura corporal para averiguar el estado de la tasa metabólica tiroidea o adrenal.
     
  9. Producción de CO2 que promueve la respiración celular y consumo de glucosa alejando a la serotonina y estados de baja temperatura corporal. 
     
  10. El estrés del día a día se traduce en un ambiente reductor donde la fisiología intenta continuamente permanecer oxidada. Por ello, intervenciones como suplementar con hormona tiroidea, aspirina, vitamina K, DHEA, azúcares, gelatina, zumo de naranja café, antibióticos como penicilina, eritromicina minociclina para combatir la inflamación intestinal y luz infrarroja para aumentar la producción energética mitocondrial, CO2 disminuyendo sustancias como serotonina, óxido nítrico y ácido láctico.
     
  11. Estados de estrés, letargo y enfermedad en el envejecimiento donde se observan niveles altos de ácido láctico, baja temperatura corporal, la mayor oxidación de ácidos grasos que de glucosa produce menores niveles de CO2, y altos niveles de serotonina, asociándose con estados de hibernación disfunción mitocondrial y enfermedad.
     
  12. La Idea principal de Danny es apoyar la producción de CO2 y función mitocondrial. Como una imagen vale más que mil palabras: 

Sobre la investigación de la calvicie patrón

Para Danny la genética no es determinante y si los factores ambientales. Muy intrépido ya que si no se empieza a tiempo hay genéticas determinantes que te matan en vida. Las sustancias ambientales que se acumulan e inhiben el crecimiento del cabello son: prostaglandinas inflamatorias, óxido nítrico, estrógeno, prolactina y la calcificación o fibrosamiento del cuero cabelludo.

Crecimiento del pelo durante el embarazo

Es curioso como las hormonas afectan al crecimiento del pelo, durante el embarazo las mujeres suelen experimentar tener un mejor pelo, más brillo, mayor crecimiento, hecho que cursa con un aumento de la progesterona y disminución de los estrógenos. Terminada esta fase con el alumbramiento es fácil observar caída o cambios en el pelo, cuando los niveles de progesterona han descendido y los niveles de estrógenos y cortisol aumentado.

El cabello de los recién nacidos

En los recién nacidos también se observa cambios en el cabello, hasta que gracias a su estéril y fértil estado metabólico-hormonal, les confiere un cabello robusto y sano. Por estas razones Danny cree que la calvicie tiene mucho componente ambiental, no es hasta que el niño crece y va acumulando estresores de su ambiente que configuran cambios metabólicos y hormonales provocando la pérdida del pelo. En solución a esto, lo más rápido es antes que haber muerto en vida, es erradicar todo el estrés e inflamación de raíz, e irse a vivir a Hawai mientras se realizan terapias antiestrés como: dieta rica en carbohidratos simples, vitamina D, K, E y C, suplementación con hormona tiroidea meditación, sueño adecuado y exposición al sol y luz IR.

En cambio ¿Qué ocurre con ese mendigo de la calle que sin ser apache mantiene un plazo?

Para esto, Danny entiende que existe un concepto interesante que denomina la fuerza o capacidad de regulación fisiológica de cada persona, para saber por qué unos pierden más pelo o tiene determinado estado de salud, no queda otra que realizar analíticas sanguíneas y contrastar resultados.

Cabello, energía y estrés oxidativo

Hace poco salió un estudio que concluía como las hormonas del estrés en concreto la adrenalina alteraba la producción de melanina en los folículos pilosos aumentando así la aparición de canas. Siendo así poco descabellado afirmar que el estrés oxidativo producido por las hormonas del estrés crea un estado favorable para la calvicie. En suma, los folículos pilosos son muy sensibles a la producción energética, necesitando de glucosa para cumplir sus requisitos más que de ácidos grasos y cetonas.

Por otro lado, se ha encontrado prostaglandinas D2 en el cuero cabelludo de personas muertas en vida (calvas) corroborando así que la interferencia energética mitocondrial promediada por los estrógenos y sustancias del estrés tienen efectos aumentativos en un círculo vicioso, parece más sensato combatir la inflamación de estas prostaglandinas con aspirina vitamina K y E, aceite de coco y azúcar, que con omega 3, dieta cetogénica y ayuno.

Estaciones del año y crecimiento del pelo

En verano el crecimiento del folículo piloso experimenta mayor crecimiento que en invierno, puede que esto sea debido al receptor de rayos UVA que responde a la entrada de la luz. Además del buen estado hormonal que la prohormona D sintetizada a partir del sol genera en la fisiología. Gracias a la exposición solar e infrarroja, se induce así la producción de melanina y aumento de la temperatura corporal, favoreciendo así el crecimiento del folículo piloso y reducción del estrés oxidativo. 

Por otro lado, los ciclos de temperatura, luz y oscuridad modulan la respuesta de estrés del cuerpo, la prolactina responde a estos ciclos y activa la enzima fosfolipasa A2 encargada de liberar ácido araquidónico e inicia el así la producción de prostaglandinas

Enfermedades de la hibernación

Cuando se interfiere la producción energética o lo que es lo mismo, todas las enfermedades tienen su causa primaria en una disfunción mitocondrial. Por ende, menor producción de CO2 y eficiencia en el uso de ATP, generando así mal adaptaciones que desembocan en enfermedad. La diabetes, la depresión y la calvicie pueden entenderse como un estado de hibernación donde existe una ralentización de la fisiología estando los folículos pilosos muy expuestos a estos cambios.

El estrés, la hibernación y las PUFAS omega 3 tienen en común que aumentan la enzima triptofano hidroxilasa que transforma el triptófano en serotonina, neurotransmisor al que erróneamente se le relaciona con la felicidad estando en realidad relacionado con estados de hibernación y letargo.

De manera perpetua una persona calva experimenta en su cuero cabelludo los efectos de una tasa metabólica invernal, con bajos niveles de vitaminas, altos niveles de histamina, estrógenos, cortisol adrenalina, prolactina, resistencia a la insulina, ácidos grasos en plasma, prostaglandinas inflamatorias, disminución de la frecuencia cardíaca y temperatura corporal.

Los folículos pilosos son una diana muy sensible de la hormona tiroidea, cuya función es fomentar su crecimiento. Cobrando así sentido optimizar la hormona tiroidea equilibrando la balanza mientras se reducen los niveles de hormonas del estrés como cortisol, adrenalina, aldosterona, prolactina, estrógenos, GH… Dentro de la optimización tiroidea requiere especial mención la salud del hígado, órgano metabólico donde tiene lugar la reconversión de T4 en T4 entre otras muchas funciones metabólicas.

Para entender mejor la importancia de la hormona tiroidea (su forma bioactiva la T3) cabe destacar por repetitivo que resulte que la hormona tiroidea es quien controla la entrada y generación eficiente de energía en las mitocondrias. Permite el uso adecuado de glucosa y oxígeno, CO2 y ATP, energía, para crear función y estructura.

Terapia pro-metabólica

Hormona tiroidea, luz infrarroja, calcio, vitamina D, aspirina y vitamina K, azúcar, sal, cafeína, CO2, niacinamida y el antihistamínico a bajas dosis de ciproheptadina pueden ser sustancias efectivas contra la inflamación, fibrosis y efectos del estrés asociadas a la calvicie 

Mientras que la nutrición, suplementos adaptógenos, terapias encaminadas al descanso/regeneración, actividad deportiva, seguimiento de la temperatura corporal y pulso cardiaco como marcadores de la tasa metabólica. Son herramientas que aumentan la capacidad de resistencia al estrés mediante mejoras en las producción energética, estado hormonal y metabólico.

Fuente:
Danny Roddy Weblog

Deja un comentario