Metabolismo Tiroideo y Adrenal

Índice

●Introducción de metabolismo tiroideo y adrenal
●Lo utópico del metabolismo tiroideo y adrenal
●Un buen metabolismo genera siempre calor
●Un metabolismo débil siempre tiene frío
●Las «SS» anti-estrés de Matt Stone
●Restaurando el metabolismo tiroideo, alejando al adrenal
●Resumen y puntos clave del metabolismo tiroideo y adrenal

Resumen del libro de Matt Stone: Recuperate de las dietas 2.0 (equilibrando el metabolismo tiroideo y adrenal)

GLOSARIO PARA ENTENDER LAS HORMONAS DEL METABOLISMO TIROIDEO Y ADRENAL:
Hormonas del metabolismo adrenal:
básicamente son el cortisol, la adrenalina y la noradrenalina.
Hormonas del metabolismo tiroideo: básicamente son la forma bio-activa T3 (triyodotironina) y la T4 (tiroxina).

FUENTE: Héctor Beltrán Sangüesa en PNI Clínica

Introducción de metabolismo tiroideo y adrenal

El humano posee dos metabolismos diferentes, el adrenal y el tiroideo, cuya relación es principalmente antagonista, es decir, cuando está presente el metabolismo adrenal, el tiroideo es inhibido y, vicecersa. Al respecto, experimentos realizados por Hans Selye evidenciaron que al aumentar la actividad suprarrenal se agrandan dichas glándulas, atrofiando las glándulas tiroideas.

Es cierto que el ayuno, el ejercicio físico y la dieta cetogénica, aumentan la tasa metabólica. En esencia, aumentan las hormonas adrenales a expensas de las tiroideas, lo que a corto plazo no es negativo; pero se trata de nuestro metabolismo de aceleración, de estrés. Por lo que crónicamente alteraciones en el metabolismo adrenal cursan con fatiga crónica, irritabilidad, extremándose incluso en enfermedad de Addison, síndrome de Cushing

¿Que metabolismo es el predominante en los diferentes contextos?

El metabolismo objetivo es el metabolismo impulsado por la glándula tiroidea. Una observación interesante consiste en la comparación de los metabolismos en estados de ayuno e ingesta. Por un lado, durante el ayuno la tasa metabólica aumenta a expensas de las adrenales. Por otro lado, tras romper el ayuno con una ingesta normal es primordial observar los efectos ocurridos. Esto es, si la temperatura corporal cae o aumenta, y si aumenta el letargo o aumenta la energía, porque ambos son síntomas del funcionamiento tiroideo o adrenal. Así, por ejemplo, si tras la ingesta no aumenta la temperatura, la función tiroidea no está funcionando correctamente. En cambio, si se experimenta calor y aumenta la energía, la función tiroidea está funcionando correctamente.

Cabe destacar también la observación del color de las manos. Tras las ingestas, un buen indicador metabólico es tener un color rojo en la zona palmar de la mano. Por el contrario, las hormonas del estrés como la adrenalina, provocan vasoconstricción, frío, temblor, sudoración y, en definitiva, un color de manos pálido.

Signos y síntomas del metabolismo tiroideo

Asímismo, se puede destacar como mejor parámetro de la tasa metabólica tiroidea, el aumento de temperatura corporal tras las ingestas junto con manos y pies cálidos (todo ello en un entorno normal-cálido). Además de deposiciones intestinales regulares, piel húmeda, calma, ánimo estable, líbido alta, sueño profundo, ausencia de dolor premenstrual, así como un ciclo menstrual correcto…

Pero ¿qué es el estrés? Citando a Hans Seyle

«Puede ser inducido por prácticamente cualquier agente”, lo que lo convierte en un aspecto muy individual.»

En términos generales, el estrés se encuentra en el insomnio, el sedentarismo, en una dieta alta en PUFAS, en la baja exposición al sol, el aislamiento social, en una baja autoestima… Pero sin llegar al extremo, el estrés es algo absolutamente necesario que nos permite crecer y adaptarnos ante las dificultades.

Así, por ejemplo, el ejercicio físico es un estresor que con las variables adecuadas nos permite crear músculo; el ponerse moreno es otra adaptación al estrés de la luz ultravioleta del sol para protegernos. Cabe destacar que en el entorno actual en el que vivimos, con una preocupación constante, con estrés mental, sobrecarga de publicidad, de luz, de estimulantes, con dietas ricas en grasa inflamatoria como PUFAS y TRANS…, la mayoría de estrategias que estén encaminadas en disminuir el estrés serán beneficiosas.

FUENTE: Síndrome General de Adaptación (Hans Selye, 1946). Fuente: NTP 355 Fisiología del Estrés. 1995.

Signos y síntomas del metabolismo adrenal

Es fácil observar los resultados de una tasa metabólica adrenal: ansiedad, nerviosismo, impulsividad, agresividad, agitación, esto es, el común estado fisiológico de “lucha o huida” en el que nos ponen las hormonas del estrés. Estas hormonas se forman a partir del colesterol, en la corteza suprarrenal, los glucocorticoides como el cortisol; otras hormonas procedentes de la médula suprarrenal que funcionan como neurotransmisores del sistema nervioso son las catecolaminas, derivados proteicos del aminoácido L-tirosina, concretamente adrenalina y noradrenalina.

Características de un metabolismo tiroideo y adrenal saludable

La función tiroidea tiene funciones en todos los sistemas del cuerpo, ya que es la reguladora de la energía celular. Por ello, un buen metabolismo tiroideo brinda signos/síntomas como buen crecimiento de pelo y de uñas. Regularidad intestinal (sin uso de laxantes o fibra) y buenas digestiones (sin alteraciones digestivas como síndrome de intestino irritable, hinchazón o excesivos gases). En las mujeres el ciclo menstrual debe ser regular, normal, sin dolor, cólicos, ni hinchazón. En los hombres las erecciones son completas. Ambos sexos deben gozar de una libido alta. Por otro lado, la glucemia debe ser estable, se debe gozar de un estado de ánimo estable, una buena composición muscular y una mayor resistencia a resfriados, gripes e infecciones. Y ello debido a la ausencia de cortisol crónico, el cual es inmunosupresor.

Poniendo esto en contexto, los factores que interfieran con el sistema inmunitario son proclives a aumentar la disposición a alteraciones del mismo, como por ejemplo, alergias, enfermedades autoinmunes…

Lo utópico del metabolismo tiroideo y adrenal

“La energía física de la persona tipo adrenal parece inacabable, como lo es también la respuesta del sistema nervioso simpático, un resultado de la oxidación perfecta de fósforo en los tejidos nerviosos. La oxidación del dióxido carbono en el sistema muscular le da al sujeto adrenal una inmensa calidez. Entonces, la temperatura de su cuerpo casi nunca está por debajo de los 98,8 ° F [37,1 ° C], con manos y pies siempre agradablemente calentitos. Como la digestión y la desintoxicación de la comida tóxica dependen mayoritariamente de la oxidación en el hígado y los intestinos, entonces el sujeto adrenal típico, con su oxidación perfecta, tiene digestión completa. De hecho, él puede y muchas veces se jacta de que puede comer cualquier tipo de comida sin incomodidad alguna. Los productos exógenos del ácido úrico, además de los compuestos de indoxil son completamente desintoxicados en el hígado, no se acumulan en la sangre y tampoco se encuentran en la orina”.

“Una característica importante es la calidad de la sangre. Suele ocurrir una policitemia (más glóbulos rojos de lo normal) leve hasta marcada; la leucopenia, o bajos niveles de glóbulos blancos, no se observa. La sangre, que es de un rico color rojo, se coagula rápidamente. Las hemorragias fatales casi nunca ocurren con estos sujetos. La inmunidad en contra de la invasión bacteriana es espectacular. El sujeto adrenal típico casi nunca se infecta, ni siquiera con enfermedades venéreas”.

“Un sujeto del grupo tipo adrenal tiene siempre una disposición flemática –tranquilo, alegre, difícil de enojar, sin problemas de insomnio, ni miedo, ni timidez, y no se le enfrían las extremidades. Éste hará todo lo posible para evitar una discusión, se le conocerá por tener un amplio grupo de amigos porque tiene el corazón cálido y suele estar rodeado de una ‘aura’ de simpatía”.

El estoico metabólico

“Él nunca se preocupa… Su digestión es buena y raramente se estriñe. Es posible para él aguantar más tratamientos, cirugías y hemorragias de pulmón que cualquier otro paciente. Este sujeto adrenal acaba siendo el paciente curado al que se le da de alta con más frecuencia y más rápidamente. El único tratamiento que verdaderamente necesita él para recuperarse es suplirse de aire fresco y descansar. Rápido crecimiento de uñas y cabello. La habilidad de aguantar periodos de tiempo sin comer sin notable incomodidad, cambios en el estado de ánimo, cambios energéticos, etc.”

-Matt Stone

Un buen metabolismo genera siempre calor

El parámetro más sencillo y mejor predictor de la fuerza metabólica tiroidea es la temperatura corporal. El promedio de las temperaturas (oral/rectal/vaginal) durante el día debe ser mínimo de 36,5 C, incluso temperaturas más altas hasta 37,5 C son mejores. A partir de ahí la temperatura sobrepasa lo óptimo, lo cual sería indicativo de febrícula. Sin olvidar que la fiebre alta en el organismo implica degradación del tejido proteico, un arma de defensa contras las infecciones pero de doble filo.

Idealmente, la temperatura corporal debe aumentar después de las comidas y durante el día. El mejor predictor es sentir calor en las manos y pies durante la mayor parte del día (teniendo en cuenta la temperatura ambiente). Además, se debería sentir abundante calor corporal en general y llevar menos ropa que los que le rodean. Profundizando en esto, es fácil empezar a observar en periodos de entre tiempo (primavera-otoño) a personas muy abrigadas, las hay incluso que sienten frío en verano.

Esto nos indica que tienen un metabolismo muy pobre. Al respecto, los ancianos generalmente suelen tener más frío y, en cambio, los niños son más calurosos. Aquí está la clave de tener y mantener un buen metabolismo que permita un buen envejecimiento.

Un metabolismo débil siempre tiene frío

Por el contrario niveles de temperatura por debajo de 35,5 C se relacionan con un mal funcionamiento de la hormona tiroidea, el cual presenta síntomas como: estreñimiento crónico, pérdida de cabello, pies y manos fríos incluso en climas cálidos, irritabilidad, inestabilidad emocional, depresión, malas digestiones, hinchazón abdominal, líbido y función sexual baja, orina frecuentemente, sed excesiva, boca seca, mente espesa, dificultad para la concentración, alergias, hipersensibilidades, piel seca…

Es importante observar la sensación de calor en las manos así como el color de las mismas. Un tono rojo indica un buen volumen sanguíneo. La falta de calor en las extremidades indican que el volumen sanguíneo está reducido, causando: mala circulación, menor efecto Bohr, signos de una tasa metabólica reducida, o que la tasa metabólica del estrés esta activada, la cual causa vasoconstricción (cierre de vasos sanguíneos) causando frío en manos y pies.

FUENTE: Fertifarma

Cuando, donde y por qué medir la temperatura

Los momentos idóneos para medir la temperatura son nada más levantarse y antes y después de cada comida observando la reacción ante las ingestas que, recordemos, idealmente debería subir tras las mismas. Para medir la temperatura sirve un simple termómetro. Además, se debe tener en cuenta el lugar de la medición, que debe ser oral o rectal, ya que en la axila la temperatura es más baja. Este hábito resulta útil si desconoces tu temperatura normal. Sobre todo si tienes signos y síntomas de una tasa metabólica reducida (recuerda que mediciones bajas se consideran por debajo de 36,7 C; y temperaturas aún más bajas son aún más indicativas).

En resumen, niveles de temperatura altos determinan la salud general. Por ejemplo, las células cancerígenas mueren con relativa facilidad en temperaturas de 39,6 C. Y es que el sistema inmune opera con mayor efectividad en un rango de temperatura de 36,5-39,6. Por otro lado, temperaturas por debajo de 36,5 comprometen la salud general, y temperaturas por debajo de 35,0 C ponen en peligro la vida y aumentan la multiplicación de las células cancerígenas.

Las «SS» anti-estrés de Matt Stone

En el aspecto nutricional, se deben restringir al máximo las PUFAS. Las PUFAS se encuentran comúnmente en los aceites vegetales de semillas (girasol, palma, maíz, colza…), pero también en otros alimentos que las contienen en menor cantidad y que tienen ciertos minerales o vitaminas (como la vitamina E) que amortizan su presencia. Como por ejemplo, los frutos secos, la grasa animal de animales no rumiantes alimentados con soja y grano (como el cerdo y las aves), la grasa del pescado azul como el salmón también es inestable por su medio ambiente.

Una vez abordado el tema de las PUFAS, los alimentos que más calientan son las “eses anti-estrés” del inglés: “sugar, starch, salt, saturated fats”, que en español significa “azúcar, almidones, sal y grasa saturada”. Lo encontramos -básicamente- en los lácteos, carne roja, cacao y grasas del coco. Estos son los alimentos que ayudan a preservar el metabolismo y la producción energética de la mitocondria.

Restaurando el metabolismo tiroideo, alejando al adrenal

Dependiendo del estado metabólico inicial, el aumento calórico de las “eses anti-estrés” es fácil que resulte en un aumento de peso. De hecho, cuando la temperatura corporal está por debajo de su rango ideal, es más probable subir de peso, ya que el tener una tasa metabólica baja, conlleva la reducción de hormonas de la juventud como progesterona, testosterona, DHEA y hormonas tiroideas. Hormonas cuya tendencia conocida es la de manejar la energía de la comida en producción de tejidos musculares, hueso, sangre, producir calor y energía…

Así que un aumento de las hormonas del estrés como el cortisol, la adrenalina o el glucagón, conlleva el desplazamiento de la energía obtenida por la comida hacia células grasas, adipocitos. Esto es muy dependiente del acervo genético de cada persona, es decir, personas sometidas a estrés crónico con el que experimentan una reducción en su tasa metabólica pueden engordar pero también pueden adelgazar extremadamente. No hay blancos o negros, sino una gran escala de grises.

Relación temperatura corporal y ganancia de grasa

La subida de peso durante la rehabilitación coincide con alcanzar la temperatura normal de cada persona, por lo que la ganancia de peso es fácil que sea de agua, grasa y puede que músculo, si se ha realizado ejercicio adecuado de hipertrofia. Lo importante es la grasa, porque las hormonas de las células grasas mantienen una retroalimentación con el cerebro, en el que se reordena el entorno hormonal, cambiándose a un entorno con mejor funcionamiento metabólico, propenso a tener salud, notándose en los sistemas principales del organismo como: digestivo, reproductivo, cardiovascular, osmoregulatorio…

Es decir, durante la rehabilitación metabólica no se debe tener miedo a la subida de peso, la grasa es beneficiosa, una vez con la temperatura establecida y constante, es simplemente seguir con la comida pro-metabólica pero en proporciones normales o con un ligero déficit hasta que el peso se regule y se mantenga sin problema.

El sueño siempre es el Rey del metabolismo.

La calidad del sueño es un signo clave en el metabolismo. Es común observar que los abuelos no duermen, se levantan continuamente y tienen la necesidad de micciones nocturnas. Con la edad, el metabolismo tiende a ralentizarse (aunque depende bastante de nuestras acciones y entorno). Las hormonas del estrés (como la aldosterona y la adrenalina) aumentan por la noche, junto con grandes subidas de cortisol a primeras horas de la mañana. Por lo que cuanto más lento sea el metabolismo, más pronunciadas son estas subidas. Un signo claro es levantarse por la noche entre las 2-4 de la mañana con ganas de orinar, también se observa pulso errático, ataques de ansiedad, demasiada actividad cerebral…

Resumen y puntos clave del metabolismo tiroideo y adrenal

  • Los metabolismos adrenal y tiroideo se inhiben entre ellos. No obstante, se debe favorecer el metabolismo tiroideo.
  • Tener las manos y pies con un tono rojo y calientes (acorde al entorno) es un buen signo del metabolismo tiroideo. Por el contrario, un tono pálido y frío constante indican predominancia del metabolismo adrenal, es decir, que estás estresado.
  • La hormona tiroidea está presente en todos los sistemas del organismo, brindandoles así un correcto funcionamiento. Pero el cortisol también afecta a todos los sistemas del organismo, así que es importante evitar su exposición crónica y excesiva.
  • El promedio durante el día de la medición de temperatura oral o rectal, es el mejor indicativo de la tasa metabólica, sobre todo, tras las ingestas y al finalizar el día.
  • Las eses anti-estrés: azúcar, sal, almidón, grasa saturada, y otras como: sol, agua de mar, masajes, meditación, divertirse… y, en general, las acciones con las que nos divertimos y disfrutamos, reducen el cortisol.
  • Ordenar nuestro entorno hormonal a favor de hormonas como testosterona, progesterona, DHEA y hormonas tiroideas, ayuda a que la energía de la comida se destine a producción de tejidos musculares, hueso, órganos, sangre y a producir calor.
  • A mayor temperatura corporal, mayor dificultad de subir de peso, y viceversa.
  • Levantarse continuamente por la noche con ganas de mear y asaltos a la cocina, indican una curva pronunciada de aldosterona y adrenalina, Este aumento está relacionado con la presencia de un metabolismo adrenal estresado crónico.

Este artículo incluye un resumen de las ideas sobre el metabolismo tiroideo y adrenal de Matt Stone, las cuales he ido complementado con mis conocimientos.

Y la pregunta es, ¿Qué es lo realmente saludable?

Llegados a este punto, al leer esto estarás pensando que va en contra de todo el paradigma actual de la nutrición, defendido por sus talibanes, nutristars, influencers, luchadores de pubmed e, incluso, la OMS. Pero en el mismo paradigma actual también tenemos una alta epidemia de obesidad y enfermedad cardio-metabólica, así que algo se está haciendo mal.

Otros aspectos de nuestro ambiente que también tienen un gran efecto anti-estrés, son el sueño, el sol, el agua salada del mar, el sexo, la meditación, los masajes, la adquisición de una filosofía de vida y pensamiento positivo, lo cual, incluso, puede llegar a ser más importante que la nutrición. Al fin y al cabo, pensar obsesivamente en evitar las PUFAS o comer comida pro-metabólica puede revertir la moneda y ser una fuente de estrés, así que es importante relajarse. Y todo esto funcionará mucho mejor si se toma en conjunto.

FUENTE
180 Degree Health

6 comentarios en «Metabolismo Tiroideo y Adrenal»

  1. Es bastante interesante este tema me he leído los dos libros de Matt Stone
    Eat for Heat
    Recupérate de las dietas
    En general se mejora en todo y en efecto se sube de peso he pasado de 70,6 a 79,50.

    Jejej desde Marzo y en este peso llevo más de 6 semanas así que creo (espero) que me he estancado y ahora supongo que habrá que revertir el proceso.

    Aprovecho para decirte que es muy interesante tu blog.

    Un saludo

    Responder

Deja un comentario