La filosofía de salud de Nathan

La filosofía de salud de Nathan

Una de las personas que en mi opinión aporta información interesante en el ámbito de la salud es Nathan Guy Hatch quien, como yo, también está inspirado por la filosofía de Ray Peat. En este post me gustaría resumir su filosofía de salud recogida en su libro “Fuck portion control”, en el que comparte su experiencia tras un cáncer de tiroides. En él aborda cómo era su vida, los cambios que hizo y su estado actual de salud, que, tras haber superado el cáncer, está muy bien físicamente.

Índice

●La sangre caliente que llevamos dentro
●Sustancias saludables según su entorno
●Lista de alimentos
●Apuntes del libro «Fuck Portion Control»
  ⊙El gluten
  ⊙El azúcar
  ⊙La fructosa
  ⊙La tripa del estrés
  ⊙Resveratrol, 5HTP y serotonina
  ⊙Gusto y salud
  ⊙Coloración de las manos
  ⊙Tónicos lácteos terapéuticos
  ⊙Ritmo de masticación
  ⊙Yodo y ácido acético (vinagre)
  ⊙Manzana
  ⊙Niacina y quinurenina
  ⊙Los únicos alimentos reales
  ⊙El exceso de hierro en la salud
  ⊙Libido
  ⊙Calcio y sueño
  ⊙Pelazo
  ●Apuntes finales

Se trata básicamente de la visión de Nathan sobre el cuerpo humano, tras haber estado probando diferentes dietas (low carb, cetogénica, ayunos, contar kcal), realizando ejercicio, unido a su fuerza de voluntad para mantener el peso y un largo etcétera.

Nathan acaba por darse cuenta de que la solución es el metabolismo, y realizar acciones que le apoyen desde un punto de vista lo más integral posible, es la clave de la salud. El cuerpo humano es una construcción lógica e increíble forjada durante miles de años de evolución, capaz de usar energía para engendrar estructuras. Y la comida no es más que cascadas de electrones en las mitocondrias. Esta asimilación de energía ensambla proteínas, organelos celulares, células, órganos, sistemas… Pero la interrupción en la energía mitocondrial genera adaptaciones, desorden y enfermedad.

La sangre caliente que llevamos dentro

El cuerpo humano es un organismo cuyas enzimas, proteínas y células funcionan óptimamente con una temperatura de 37,0 Cº. Por ello, la relación de temperatura corporal, hipotiroidismo y enfermedad es un aspecto importante del que se habla poco. Así, por ejemplo, el estrógeno inhibe a la hormona tiroidea, por ello las mujeres suelen tener -de menor a mayor repercusión- más frío y manos frías. Cabe pensar que es debido a la falta de músculo en comparación al hombre, lo que es un factor a tener en cuenta sí; pero otro también es, en el mundo desequilibrado que vivimos, una desregulación hormonal. Estando las mujeres más expuestas a los estrógenos, la prevalencia de enfermedad hipotiroidea e hipertiroidea es más común en ellas.

Un cuerpo caliente necesita alimentos cuyas sustancias son estables con el calor, es decir, sustancias que facilitan la producción de energía, las cuales serán más saludables para el cuerpo humano en contraposición a las sustancias de entornos fríos. Ya que estas últimas provocarán deterioro de la función puesto que en presencia de calor interfieren en la producción de energía. Las sustancias de las que hablamos son básicamente las grasas, ya que están más expuestas al calor. Existen, de hecho, tres tipos de grasa atendiendo a su estabilidad al calor, que de mayor a menor serían: Saturadas, mono- insaturadas y poliinsaturadas.

Sustancias saludables según su entorno

Para entender esta relación hablamos de la mantequilla, compuesta por grasas saturadas estables al calor y la oxidación. La grasa de animales rumiantes, gracias a su fisiología, es menos tóxica y más saturada que la de los animales también de sangre caliente pero con otra fisiología digestiva, como las aves o el cerdo. Animales de entornos fríos como por ejemplo el salmón, presentan grasa de ambiente frío, es decir, grasa poliinsaturada, la cual en condiciones de calor es inestable y se oxida fácilmente, generando peroxidación lipídica. Sí, los Omega 3 no son tan buenos… En este contexto también se encuentran las semillas y aceites de girasol, colza, palma…

De los anteriores podemos exceptuar el aceite de coco, que es de clima tropical y cuya grasa son triglicéridos de cadena media que se metabolizan en calor rápidamente. También el aceite de oliva, el cual es mono insaturado, gracias a estar en el clima mediterráneo que oscila entre calor y frío. Así, el aceite de oliva está cargado de vitamina E y muchos polifenoles lo cual lo blinda y se torna como aceite seguro.

En resumen…

La grasa saturada es la más compatible con nuestra fisiología. Y es que bajo el estrés oxidativo mitocondrial, el cual acontece con entornos de alto oxígeno y alto calor, resultan en mayor estabilidad los ácidos grasos saturados.

En cuanto a los carbohidratos, no son todos iguales. La fruta es baja en sustancias anti- nutritivas, en comparación con verduras o legumbres, y se metaboliza fácilmente en energía rápida. Mantener el aporte de minerales y vitaminas es básico para apoyar la respiración celular y la tasa metabólica. Es importante saber que las vitaminas del grupo B actúan como cofactores de producción energética en la mitocondria.

Lista de alimentos


Alimentos idóneos

Zumos reales de frutas (no zumos a partir de concentrado), frutas (sin abusar de las frutas con muchas semillas, como las fresas o moras) siendo las mejores las tropicales, leche de pastoreo entera y fresca (la mejor es la proveniente de vacas A2), quesos, helado, miel, azúcar, cacao, chocolate, mantequilla, mantequilla ghee, aceite de coco, bebidas carbonatadas sin aditivos, café, suplementación de proteína, tubérculos, pan casero.

Nathan recomienda leer continuamente las etiquetas evitando incluso las lecitinas de soja, girasol… Algo que yo sinceramente no evito, pero si que repaso el etiquetado evitando las PUFAS (aceite de girasol, palma, colza…).

Alimentos buenos pero sin abusar

Carne de rumiante, pescados blancos, marisco, ostras, hígado, verduras no crucíferas, huevos ecológicos o camperos, aceite de oliva virgen extra.

Alimentos a evitar, de vez en cuando son ok

Arroz integral, maíz, legumbres, cerdo, pollo, aguacates, patatas fritas-chips, (vigilar el aceite en el que ha sido frito, aunque de todos modos los fritos distan mucho de ser algo a consumir con frecuencia), pasta, mantequilla de frutos secos, frutos secos, (de menor a mayor contenido en PUFA: macadamia, anacardo, nuez Brasil, avellana, almendra) verduras crudas, pescado azul, alcohol.

Alimentos que no se deben consumir

Los subproductos bacterianos de fermentación láctica como el yogurt, alimentos fermentados, semillas y sus aceites (generalmente todos los aceites menos el de coco y el de oliva), aceite de pescado, de hígado de bacalao, omega 3, alimentos con hierro fortificado, aditivos como carragenanos o goma xantana. Tampoco el ser vegetariano o vegano (bajo el prisma de la salud).

Apuntes del libro «Fuck Portion Control»


El gluten

Las bacterias del intestino producen riboflavina, la cual apoya el sistema inmunológico. Así, las alteraciones que agreden a las bacterias intestinales, provocan un déficit de esta vitamina apareciendo alergias e intolerancias alimenticias como por ejemplo al gluten. Por ello, los celiacos suelen tener deficiencia de la vitamina riboflavina. 

Existe mucha evidencia en contra del gluten, da que pensar sobre sus prejuicios en la salud. En este punto cabe preguntarse si el daño intestinal es producido por el gluten, o existiendo daño intestinal por otras causas el gluten es un agente que aumenta el daño y se relaciona así con patologías inmunes, inflamación, permeabilidad intestinal…

Es decir, bajo un contexto de estrés, los linfocitos T del intestino están o sobre expresados o inhibidos aumentando la permeabilidad intestinal. Si existe presencia de gluten pueden darse mecanismos de reactividad cruzada autoinmunes, es decir, en diversos tejidos del cuerpo, se confunde el gluten y las propias proteínas iniciando así un auto-ataque.

Al respecto, alguna parte de la evidencia en contra del gluten es que:

  • El gluten aumenta la permeabilidad intestinal a través de la zonulina.
  • El gluten cuyo aminoácido es la gliadina no la puede digerir el ser humano.
  • Personas no celiacas expuestas al gluten presentan en sangre anticuerpos contra el gluten, sobre todo en personas esquizofrénicas y autistas.
  • Las enfermedades autoinmunes están relacionadas con el gluten.
  • El gluten aumenta la translocación (paso de bacterias) en el lumen intestinal.

Contextualizandolo

En mi opinión, no creo que deba ser endemoniado, pero tampoco es inocuo, ya que volviendo a la idea anterior, ¿el gluten produce permeabilidad intestinal? o ¿el gluten es un agravante cuando ya está establecida la permeabilidad intestinal? En ese caso, en un contexto normal de bajo estrés con una permeabilidad intestinal inexistente, el gluten no tiene nada que hacer. Para curarte en salud, no abuses de los alimentos con gluten.

El azúcar

Es frecuente leer que el azúcar es tan adictivo como la cocaína o la heroína en el cerebro, pero que se lo pregunten a un drogo-adicto. De verdad, es imposible ser adicto al azúcar en el contexto de adicción negativa, el azúcar se compone de glucosa y fructosa, sustancias que tienen grandes beneficios en nuestra fisiología.

Otra cosa es, que por trastornos metabólicos, emocionales, las personas sientan antojos de azúcar y tengan que aliviarse con azúcar, es decir, en situaciones de estrés el cuerpo busca azúcar porque reduce el estrés. La ansiedad hacia el azúcar significa la existencia de una insuficiencia o alteración metabólica-hormonal, y requiere atención.

Ahora bien, antes de consumir azúcar, aunque sea de caña puro, es importante recalcar que donde se encuentra naturalmente el azúcar es en la fruta y la leche, alimentos cargados de muchos otros minerales y vitaminas que favorecen la metabolización del azúcar.

La fructosa

La fructosa es una sustancia básica que apoya el metabolismo. Hace bastantes años, antes de que se descubriera la insulina, la diabetes era tratada con fructosa, debido a su metabolización hepática sin estimulación insulínica, era la base del tratamiento. La fructosa contenida en la fruta junto sus vitaminas B y C confiere un gran apoyo para la tasa metabólica.

La fructosa se puede utilizar como medicamento natural. Acompañada de taurina, aspirina, niacina, café, … puede normalizar la función metabólica y restaurar la respiración celular, siempre y cuando en la dieta no se encuentren grasas tóxicas como las PUFAS. 

La leche entre sus aminoácidos contiene triptófano, el triptófano dependiendo del estado metabólico puede ser inflamatorio o protector. Al consumir leche con azúcar, la fructosa ayudará a reconvertir el triptófano en niacina, es decir, mezclando azúcar con leche encontramos a la leche terapéutica.

La tripa del estrés

La acumulación de grasa en el cuerpo es consecuencia de factores de estrés, algo en nuestro ambiente interfiere nuestra eficiencia en la respiración celular, dicho estrés puede ser por una restricción kcal, consumo de PUFAS, esfuerzo excesivo, disbiosis intestinal bacteriana o estrés emocional, es decir, tenemos tendencia a engordar cuando nos estresamos.

Resveratrol, 5HTP y serotonina

Estas sustancias, pese a existir evidencia sobre sus efectos positivos en la salud, también existe evidencia sobre sus efectos negativos. El resveratrol aumenta el cortisol bloqueando el metabolismo de los carbohidratos. El 5HTP se convierte en serotonina, la hormona de la felicidad o, mejor dicho, la hormona protagonista de estados de hibernación, encargada de ralentizar los latidos del corazón.

Gusto y salud

Es frecuente que a los niños pequeños no les gusten las verduras desde muy temprana edad. La lengua es un órgano sensorial capaz de distinguir en los alimentos sustancias tóxicas, su manera de advertirnos es mediante malos sabores. Así, por ejemplo, los goitrogenos de las crucíferas inhiben la hormona tiroidea; el ácido fítico de las plantas tiene un sabor amargo y desagradable, ya que su función es proteger a las plantas de la pérdida de minerales. Este compuesto en el intestino actúa como secuestrador de minerales como magnesio, calcio zinc, hierro, azufre…

Si bien es cierto que mediante la cocción de las verduras se eliminan parte de estos compuestos, existiendo alternativas mejores a consumir, es mejor no abusar de la verdura.

Coloración de las manos

Actividades contrarias al metabolismo tiroideo como el ayuno, restricción de calorías, excesivo ejercicio físico, consumo de PUFAS, estrés emocional… Provocan bajadas en el color de las palmas de las manos. Es decir, las hormonas del estrés causarán vasoconstricción llevando el flujo sanguíneo hacia los órganos principales.

Al contrario una dieta libre de PUFAS, alta en carbohidratos simples y proteínas adecuadas, adecuada en calorías y actividades desestresantes, conllevará una coloración rojiza y vigorosa de las palmas de las manos. Provocará vasodilatación gracias a la hormona tiroidea quien dirige la energía celular generando así energía (ATP), CO2 y calor, desembocando en aumento de la tasa metabólica y con ello aumento de la salud general.

Tónicos lácteos terapéuticos

Nathan propone consumir leche hervida con gelatina (glicina) y azúcar como suplemento pre cama, para ayudar a conciliar el sueño y apoyar la tasa metabólica. Otras recomendaciones parecidas serían añadir un poco de sal a la leche, (esta recomendación la leí en el blog de Dannie Roddie). 

El helado cuando el metabolismo funciona correctamente, es el mejor impulsor del calor corporal. Tomar helado al tiempo de irse a dormir “conlleva tener que cambiar las sábanas al día siguiente.”

Ritmo de masticación

Masticar lentamente es una tarea importante, gracias a la masticación los alimentos empiezan a ser digeridos por la amilasa de la saliva. Tras la masticación se activa la secreción de jugos gástricos y la descomposición de los alimentos previamente ingeridos por las enzimas digestivas se ve acentuada. Al estar más masticado y digerido desde la boca, el alimento se absorbe con mayor rapidez y facilidad, disminuyendo sus residuos y estando menos expuestos a la fermentación de las bacterias intestinales.

Y es que las lisoenzimas de la saliva eliminan las bacterias del alimento, dificultando así la colonización de enzimas patógenas del exterior en nuestro intestino. Sin embargo, el estrés disminuye estas enzimas salivares pudiendo empezar así desde la boca una infección bacteriana intestinal, como el SIBO.

Yodo y ácido acético (vinagre)

El suplementarse con yodo o en su forma disponible Lugol, es seguro y versátil. El yodo tiene acciones antibacterianas, antiparasitarias, promueve la producción de hormona tiroidea aumentando así la tasa metabólica, incluso puede ayudar a desintoxicar los metales pesados como el mercurio y el plomo.

El yodo ayuda a eliminar la carga de la grasa poliinsaturada tóxica del cuerpo y mejora la hidratación de la piel. Por ello, tomar una gota de yodo al día es una gran estrategia para mantener el funcionamiento tiroideo óptimamente.

Existe evidencia a favor del ácido acético ( vinagre) en trastornos metabólicos como la diabetes, obesidad, mejora el almacenamiento de glucógeno, suprime cepas bacterianas productoras de ácido láctico, estimula la síntesis de grasas protectoras como el ácido graso palmítico y butírico. Así, se puede tomar el acetato mezclando lo con zumo de naranja, con agua o mediante la suplementación con acetato sódico. Mezclar bicarbonato sódico con zumo de naranja ofrece los mismos beneficios y también una sensación burbujeante muy buena.

Manzana

Las pectinas de las manzanas (su fibra) tienen la característica particular de no alimentar a las bacterias productoras de ácido láctico de nuestro intestino, en particular, es positiva para las bacterias intestinales productoras de ácidos grasos de cadena corta como el ácido butírico. Dicho ácido tiene efectos beneficiosos en las paredes del intestino aumentando su integridad. La pectina de manzana aumenta la absorción de magnesio y mejora con la exposición al sol.

En resumidas cuentas, en personas sanas aportar a la dieta vinagre de manzana y manzana (ácido acético y pectina) puede ayudar a cambiar el microbioma intestinal, inhibiendo su disbiosis. Aunque las manzanas no contienen suficientes pectinas capaces de cambiar las cepas bacterianas, las personas con disbiosis intestinal deberán buscar el suplemento de pectina. Durante la suplementación pueden existir sensaciones desagradables, normales debido al aumento de ácido butírico, mientras se mantiene el cambio de bacterias productoras de ácido láctico a bacterias productoras de ácido butírico. Es conveniente no consumir leche, debido a que las bacterias lácticas consumen lactosa. Pero una vez pasado el tiempo de 2-3 semanas, se debería reintroducir el consumo de leche.

Niacina y quinurenina

Las vitaminas del grupo B aseguran la vía metabólica de la quinurenina y facilitan la reconversión de triptófano en niacina. Concretamente la levadura de cerveza que contiene casi todas las vitaminas B, es un suplemento versátil y útil para la tasa metabólica. Una buena dieta con carbohidratos grasas saludables y el respeto al cuerpo (no someternos a los grandes estresores como el ayuno, restricción de azúcar y calorías, ejercicio excesivo…) son necesarios para la síntesis de niacina.

La terapia con niacina consiste en estabilizar el metabolismo mediante grasas buenas como: Aceite de coco, mantequilla, fuentes de vitaminas B como la contenida en la levadura de cerveza,  o polen. El uso de taurina, glicina, aspirina, café y, excepcionalmente, consumir una fuente proteica rica en niacina como las aves de corral (pese a su grasa rica en PUFA), siendo los cortes sin grasas preferentes, también es conveniente.

Los únicos alimentos reales

Nathan comenta que los únicos alimentos que han sido creados por la evolución para ser comidos son la fruta y la leche, todo lo demás presenta algún tipo de mecanismo defensivo para evitar su consumo. No le sobra razón, no le falta razón. Me pregunto qué tipo de tendencia nutricional saldría de esta mezcla ¿los “frutilactívoros”?

El exceso de hierro en la salud

Niveles elevados de hierro en el organismo resultan en una carga oxidativa en las células, contribuyendo a distintas enfermedades y sobre todo es alimento de bacterias y virus, aumentando sus tasas de reproducción y replicación. Además, el exceso de hierro es capaz de alterar el microbioma intestinal. La naturaleza ha brindado por esto a la leche la ausencia de hierro, junto con la presencia de lactoferrinas que se unen al hierro libre en el organismo, reduciendo así el riesgo de infección bacteriana.

Por otro lado la vitamina riboflavina ayuda a mitigar los efectos del exceso del hierro. Otro quelante en la absorción del hierro es el café, así como la vitamina C que también ayuda a controlar el hierro. De hecho, la vitamina C es un apoyo primordial para las hormonas adrenales y tiroideas, funcionando como agente donador de electrones, evitando la oxidación y combatiendo el estrés. Por otro lado, la aspirina aumentando la tasa metabólica, ayuda en la lucha contra estados altos de hierro, aunque su dosis debe ser tomada con moderación por sus efectos adversos en el estómago. Para solventar esto se puede tomar la aspirina disuelta en agua caliente, junto a comidas y con una dieta rica en colágeno (glicina). Y si se lleva una ingesta crónica de aspirina, se debe suplementar con vitamina K y K2, ya que la aspirina agota a la vitamina K.

Alimentos ricos en manganeso como la piña y el jarabe de arce intervienen positivamente en la toxicidad del exceso del hierro. Otro mineral interesante en este aspecto es el molibdeno, que se puede encontrar en el agua de manantial y en legumbres.

El exceso de hierro está presente en muchas enfermedades, tales como: Obesidad, pelo canoso, fatiga, alteraciones digestivas, leucemia, Alzheimer, Parkinson… Lo más importante y perjudicial es el hierro de los alimentos fortificados, así que lea las etiquetas “férrico, ferroso”.

Libido

La salud sexual es el reflejo del equilibrio hormonal y metabólico del cuerpo. El CO2 relaja los vasos sanguíneos, aguantando la respiración aumenta el CO2 y mejora el rendimiento sexual. Por el contrario, en un metabolismo comprometido no aumentará el CO2, sino el óxido nítrico favoreciendo problemas de disfunción eréctil.

En la disfunción eréctil el componente hormonal es una causa importante. En los hombres estresados existe déficit de testosterona y exceso de estrógeno mediante la aromatización, que es la reconversión de testosterona en estrógeno. Aparte de cuidar el entorno, la dieta… Nathan para apoyar el estado hormonal es fan de la vitamina A, pero nunca como suplemento ya que él experimentó efectos adversos negativos (Matt Stone y Grant Genereux tienen evidencia al respecto sobre los efectos negativos de la misma). Nathan recomienda obtener la vitamina A de forma natural, mediante los carotenos de las zanahorias.

Factores que aumentan la aromatización en los hombres son: Alcohol, sobre-entrenamiento, hambre-ayunos, insomnio, estrés emocional, pesticidas, BPA de los plásticos y sobre todo la grasa dietética poliinsaturada.

Herramientas que aumentan el CO2 son: Aspirina, carbohidratos, bebidas carbonatadas, aguantar la respiración, café, B1 (tiamina), boro ( pasas, albaricoques, melón frutas de hueso…), vitamina D solar, niacina.

Calcio y sueño

El calcio un mineral muy importante del entorno celular, ayuda a energizar las células, las calienta, ayuda a emparejarse con el fósforo tras el uso energético, ayuda a la remodelación ósea… Por contra, el déficit de calcio estimula la hormona paratiroidea, aumentando la extracción de calcio de los huesos y aumenta también el insomnio. Para mejorar el sueño tomar como pre-cama leche caliente con colágeno y un poco de sal y azúcar, puede resultar muy efectivo.

Mantener el nivel de glucógeno lleno es indispensable para el funcionamiento óptimo de la fisiología, donde está incluido el proceso de dormir bien. El ácido acético mejora la síntesis de glucógeno, es decir, comer abundantes carbohidratos acompañándose por ejemplo de vinagre con agua o zumo de naranja con vinagre, aumentará la eficacia del almacén en el hígado y en los músculos de glucógeno.

Realizar estiramientos musculares antes de irse a dormir, mejora el sueño gracias a que la estimulación-relajación muscular estimula el ATP acumulado, y el ATP actúa como receptor de magnesio a nivel celular, siendo el magnesio un mineral importante en la relajación celular.

Pelazo

El crecimiento del pelo es un reflejo del metabolismo y bienestar general. Para fomentar su crecimiento Nathan propone restaurar la vía metabólica de quinurenina y formación NAD, ya que el folículo piloso es dependiente de estas vías.

Una vez más, las recomendaciones generales son evitar las PUFAS, incluir fuentes de vitaminas B sobre todo niacina, aumentar la ingesta de grasas saturadas de cadena corta como ácido butírico y acético, fructosa, aspirina, vitamina C, evitar la acumulación y el exceso de hierro, y usar yodo como apoyo metabólico contra las sustancias tóxicas almacenadas en el organismo. El uso de taurina apoya también el crecimiento del cabello mediante la mejora en la reconversión de triptófano a niacina. En conclusión, el crecimiento del cabello es una consecuencia de un estado de salud óptimo.

Apuntes finales

Y hasta aquí lo que más interesante me ha parecido de La filosofía de salud de Nathan. En resumidas cuentas, apoya la tasa metabólica con abundantes vitaminas B, carbohidratos adecuados, aminoácidos como glicina, taurina, evita actividades estresantes como ejercicio físico extenuante, ayuno, tóxicos como alcohol, fumar y las odiosas PUFAS.

En lo personal, tras leerle he incluido en mi día a día la suplementación con levadura de cerveza y polen como fuentes de vitaminas del grupo B, la taurina y el tónico de leche con azúcar, sal y colágeno.

FUENTE

Fuck Portion Control, Nathan Guy Hatch

Deja un comentario