Las cascadas contradictorias de las PUFAS

En general, no se conocen del todo los efectos de las PUFAS en el organismo, las cascadas metabólicas que producen son bastante contradictorias a la luz de diferentes estudios. Por ello, atendiendo a principios básicos como la estabilidad de las grasas según su ambiente (grasa poliinsaturada en metabolismos fríos y saturadas en calientes). Mi postura es «restringir» las PUFAS independientemente de su fuente, sea rica en omega 3 o no.

Índice

●Introducción
●Omega 3 vs 6
●Ácido araquidónico
●Protección frente al ácido araquidónico
●Alimentos que contienen ácido araquidónico
●Suplementación
●Vitamina E
●Aspirina
●Efectos de la aspirina en el organismo

Introducción

La inflamación del latín «encender el fuego» en términos fisiológicos es la respuesta mediada por monocitos, macrofagos, neutrofilos, linfocitos T y B, citoquinas, quimioquinas, especies reactivas de oxígeno, óxido nítrico y eicosanoides como prostaglandinas, tromboxanos y leucotrienos. Agentes que acuden al lugar donde hay señalización de agresión o lesión, resultando en signos típicos como inflamación, dolor, enrojecimiento y calor. Considerándose así la inflamación como la base de la enfermedad, envejecimiento y muerte.

Se ha observado como las PUFAS están involucradas en todos los desequilibrios bioquímicos patológicos, sobre todo en condiciones de enfermedad de inflamación crónica de bajo grado como la obesidad, diabetes … ( Ya sea de manera beneficiosa para contrarrestar a corto plazo los daños, por ejemplo, los omega 3, o involucradas en cadenas de daño celular como los omega 6)

Omega 3 vs 6

El famoso equilibrio entre omega 3 y omega 6, sinceramente, yo me preocupo por no tomar ninguno, salvo las trazas de omega 3-6 presentes en los huevos ecológicos, leche, carnes, pescados y esporádicamente algún ultra-procesado del demonio … Pero aún así, quiero profundizar en el tema.

De los omega 6 (ácido linoleico) se sintetiza ácido araquidónico, el cual según diferentes entornos tiende a iniciar una cascada pro inflamatoria mediada por enzimas como la ciclooxigenasa, eicosanoides como prostaglandina, tromboxanos y leucotrienos que al ser derivados del ácido araquidónico sus efectos son pro inflamatorios, procoagulantes y vasoconstrictores. En otras palabras, generan inflamación y estados proclives a enfermedad. Por otro lado, del omega 3 derivan otras prostaglandinas* cuyos efectos parecen ser antiinflamatorias, anticoagulantes y antivasoconstrictores, vamos todo lo contrario a los omegas 6 de aquí su hincapié en procurar dicho equilibrio.

  • Prostaglandinas: son un conjunto de sustancias de carácter lipídico derivadas de los ácidos grasos de 20 carbonos (eicosanoides), que contienen un anillo ciclopentano y constituyen una familia de mediadores celulares, con efectos diversos, a menudo contrapuestos.

Ácido araquidónico

Del ácido araquidónico se produce la prostaglandina E2 encargada de promover estados de inflamación, se ha comprobado que para evitar la producción de dicha citoquina proinflamatoria es crucial la modificación dietética, donde se eviten las PUFAS. Así como los factores dañinos ocurridos durante la cocción de alimentos a altas temperaturas: peroxidación lipídica de las PUFAS, glicotoxinas resultantes de la glicación de proteínas y azúcares, que promueven estados inflamatorios.

Otra vía de inflamación en la que el ácido araquidónico actúa como potenciador y mediador es con la presencia de especies reactivas de oxígeno así como durante estados de isquemia donde es liberado el ácido araquidónico en los fosfolípidos (fosfolipasa A2) de membrana aumentando el daño celular y proceso inflamatorio. 

Protección frente al ácido araquidónico

En realidad, llevar una vida normal con unas pequeñas pinceladas es más que suficiente, pero como la normalidad no vende, hay que repetir y repetir lo mismo. Lo ideal son los hábitos pro metabólicos del Bosón que me he sacado de la manga:

Un déficit calórico hasta conseguir un normopeso con buena composición corporal (poca grasa y buen tono muscular), una vez conseguido, mantener hábitos dietéticos normocalóricos, con una dieta baja en PUFAS, alta en carbohidratos simples y de fácil digestión, dormir muy bien, meditar, exponerse al sol, terapia de luz infrarroja, contrastes de temperatura ( duchas frío-calor), andar después de cada comida, mantener un NEAT alto, realizar ejercicio de fuerza y cardio corto e intenso, pasear por la naturaleza, concederse masajes-estiramientos, sobre protegerse mentalmente con filosofía y perspectiva del estrés emocional, evitar tóxicos como alcohol, tabaco, contaminación ambiental y muy de vez en cuando ayunos largos de máximo 3-5 días (1-2 veces al año). Lo típico…

Alimentos que contienen ácido araquidónico

Ahora bien, lo más fácil es evitar el ácido araquidónico derivado del ácido linoleico de la dieta, el cual se encuentra en: aceites vegetales sobre todo girasol, maíz, frutos secos, semillas, soja, aguacate, cereales integrales y grasas animales sobre todo del cerdo, pato y pollo. (De mayor a menor, considero que comer de estos últimos no es tan dañino como los mencionamos previamente).

Fuente: Sumplments

De hecho, en un reciente estudio donde comparan los efectos del aceite de oliva (monoinsaturado), aceite de girasol (poliinsaturado) y aceite de hígado de bacalao (poliinsaturado) en ratones. El que mejor parado sale es el gran aceite de oliva, y pese a presentar leves beneficios el aceite de hígado de bacalao conlleva oxidación-inflamación asociada, y no debería mencionarse pero, el aceite de girasol es el que peor parado sale. En la imagen se puede apreciar de manera resumida:

Y mucho cuidado con los aceites, los mejores son siempre en su forma virgen extra: el aceite de coco y el de oliva:

Imagen

Suplementación

Y por último, una vez abordado temas como el correcto descanso y abolición del sedentarismo, cabe destacar la importancia de contrarrestar los efectos de las PUFAS y estados de inflamación con ciertos suplementos, empezando por la gran vitamina C y siguiendo con…

Vitamina E

Su principal acción es ser un gran antioxidante frente a la peroxidación lipídica de las PUFAS en los fosfolípidos de membrana, también frente al daño oxidativo de los radicales libres, así como interviene en la reducción de prostaglandinas pro inflamatorias. Si bien es cierto que se presenta en muchas de las PUFAS y grasas monoinsaturadas (salmón, aceite de oliva…) considerar su suplementación en épocas de alto estrés puede ser muy interesante.

Aspirina

Una vez corregidos todos los factores de riesgo modificables, es decir, procurar un buen ambiente donde no existan tóxicos como el alcohol, tabaco, sedentarismo, PUFAS… Se podría valorar incluir dosis de aspirina estratégicamente, por ejemplo:  

El día de la semana más tranquilo consumir una dosis baja de aspirina acompañada de una buena comida puede ofrecer sus beneficios, o tomar bajas dosis de aspirina en épocas de inflamación por exceso de estrés.

La acción antiinflamatoria de la aspirina es resultante gracias a la inhibición de la síntesis de prostaglandinas E2 y radicales libres derivados del ácido araquidónico mediante el bloqueo por parte de la aspirina de la COX1.

Efectos de la aspirina en el organismo

Analgésica (dolor leve y moderado), dolor de cabeza, prevención y tto en cardiopatías isquémicas, ictus, también en demencia senil sobre todo de carácter isquémico (microinfartos lagunares ocurridos en el cerebro), al acelerar la utilización de glucosa y mejorar la eficiencia energética del ATP beneficia a las enfermedades metabólicas como la diabetes, reduciendo el riesgo existente en la diabetes de sus eventos cardiovasculares como los infartos y por último gracias a su efecto bloqueador de prostanglandinas demora el crecimiento del cáncer, asociandose así una disminución en el riesgo de cáncer de colon y de mama observado en personas que consumen periódicamente aspirinas.

En definitiva, el uso inteligente de la aspirina puede ser maravilloso.

FUENTE
Scielo. Aspirina el medicamento del siglo
Scielo.Propiedades antiinflamatorias de los diferentes ácidos grasos poliinsaturados
Scielo.Ácido araquidónico y radicales libres
Scielo.Biosíntesis de los productos del ácido araquidónico
Scielo. Funciones de la vitamina E
Scielo. Aspirina en la prevención primaria
Scielo. Resistencia a la aspirina
SciencieDirect. Disfunción mitocondrial respecto a diferentes aceites

2 comentarios en «Las cascadas contradictorias de las PUFAS»

  1. Hola. ¿Qué dosis diarias de aspirina se recomiendan o según tu experiencia como mantenimiento o prevención? Tengo 50 años, voy al gym y hago caminatas. De momento con colón irritable y estreñimiento.

    Saludos.

    Responder
    • Hola Pedro, no sabría recomendarte una dosis específica, deberías llevar un seguimiento con analíticas sobre todo observando los niveles de tromboxano y coagulación, pero con patología digestiva llevaría aun mas cuidado la toma de aspirina, por sus posibles efectos secundarios en el epitelio intestinal ( hemorragias digestivas) usaría muy muy bajas dosis y siempre acompañada de comidas

      Un saludo!

      Responder

Deja un comentario