No soy mi ADN - M. Esteller

No soy mi ADN – M. Esteller

Espero que disfruteis con los apuntes sacados del libro: “No soy mi ADN, el origen de las enfermedades y cómo prevenirlas de Manuel Esteller”, como siempre digo, la genética inclina no determina y esto a día de hoy está siendo desvelado por la ciencia, así que deja de lamentarte por tu genética y coge las riendas de tu salud.

La epigenética modula nuestra calidad de vida, sobre todo está relacionada con las enfermedades no infecciosas (estrés crónico -> inflamación de bajo grado -> disfunción energética mitocondrial-> adaptación del sistema biológico -> enfermedad).

Entorno

De vez en cuando surgen casos de gemelos separados al nacer y criados en entornos diferentes, estos casos son de gran importancia para el estudio de las enfermedades y genética, puesto que los gemelos son idénticos genéticamente y gracias a que han crecido en ambientes distintos puede estudiarse la repercusión del ambiente, la cual es decisiva. Por ejemplo, gemelos monocigóticos que tienen la misma mutación genética para una enfermedad, se ha visto que el gemelo que empieza a acumular cambios dañinos epigenéticos le impulsan a desarrollar la enfermedad, mientras que el otro gemelo en un ambiente distinto no la desarrolla, siendo así el estilo de vida algo fundamental.


Genotipo: conjunto de genes. 
Fenotipo: rasgo observable de un organismo. 

El fenotipo es la forma en la que se manifiesta un genotipo en determinado entorno. Una discordancia fenotípica significa que organismos de idéntico genotipo desarrollan fenotipos distintos debido al diferente entorno que modula su epigenética.

Ejemplos epigenéticos

La hambruna de Holanda

Durante el invierno del hambre en Holanda, los niños nacidos presentaron diferentes alteraciones; no crecían al mismo ritmo que generaciones anteriores, se indujo la metilación anormal del gen IGF2 (proteína importante del crecimiento fetal), se observó tendencia a la obesidad, problemas cardio-metabólicos, diabetes, depresión, bajo rendimiento cognitivo, esquizofrenia, defectos neurológicos. No afectó sólo a esta generación, sino que los hijos de esta generación presentaban tendencia a una baja talla. La importancia del ambiente empieza desde el desarrollo fetal, como se acaba de mencionar, una fuerte restricción calórica condiciona a los fetos a sufrir diferentes tipos de enfermedades.

Cuidado con lo que comes

Todo lo que comemos afecta los procesos fisiológicos de nuestro organismo, en un estudio se encontró presencia de microARN de arroz en la sangre y tejidos humanos, es decir, nuestra dieta que está bajo nuestro control es uno de los factores epigenéticos primarios que debemos cuidar al máximo -Sinceramente, a mi me preocupa mucho saber que lo que como impacta de una forma u otra en mi fisiología.

La vitamina B12 (cianocobalamina) y B9 ( ácido fólico) son esenciales para la correcta metilación del ADN, factor imprescindible para todas las funciones celulares. Sin embargo, ni el exceso ni el defecto de metilación es lo correcto, abusar de metionina o suplementos de folatos debe ser considerado con precaución.

En nuestro mundo globalizado hemos vencido las enfermedades infecciosas, ahora nos quedan las enfermedades crónicas derivadas por nuestros hábitos que atentan a nuestra fisiología (sedentarismo, cronodisrupción, tabaco, alcohol, estrés, PUFAS etc). Los factores primarios para evitar desarrollar numerosas enfermedades de la globalización es la alimentación, meditación y entrenamiento sistemático de fuerza muscular.

Alcohol y tabaco

Existen polimorfismos genéticos en las personas que les permiten metabolizar más rápidamente o lentamente el alcohol, estando así más expuestas o menos a sus efectos tóxicos. Las bebidas alcohólicas están asociadas con multitud tipos de cáncer ( hígado, riñón, vejiga, laringe, esófago…). El alcohol es veneno punto, debería bastar con eso para no consumir algo que es tóxico para la fisiología humana pero no es suficiente; el alcohol es un gran modulador epigenético interviniendo directamente en los patrones de metilación del ADN. -Poca broma.

Otro agente que altera los patrones de metilación del ADN es el tabaco, causante de cáncer de pulmón, cabeza, cuello, vejiga… Además de sus efectos dañinos a todas las paredes de los vasos sanguíneos. Por si no fuera poco la exposición a la contaminación ambiental, aumentamos la toxicidad en nuestro cuerpo con el tabaco, de género tonto

Aun así en mi opinión el cuerpo humano es increíble, su gran capacidad de adaptación para sobrevivir le confiere una fuerza tremenda que soporta los hábitos nocivos de nuestra sociedad, la trifecta: sedentarismo, alcohol-tabaco y mala alimentación. La flexibilidad y reversibilidad de nuestro genoma nos permite estos atentados fisiológicos, por ejemplo, si una persona fumadora deja de serlo, las lesiones epigenéticas producidas pueden revertirse aunque no sea completa.

Radiación

Los rayos solares sobre todo en las horas del mediodía (11-18h) cuando incide más perpendicular, su radiación altera la metilación del ADN. Las personas con fototipos blancos que siempre se queman tienen mayor riesgo al cáncer de piel que personas blancas que  se ponen morenas a la mínima que le dé el sol, estas están más “protegidas”. La exposición al sol en la playa o nieve es peligrosa, las sombrillas dejan pasar los rayos del sol, la ropa de color claro también, la nieve aumenta la reflexión de los rayos, es importante saber protegerse del sol mediante gorras, sombreros, ropa oscura y evitarlo en sus peores horas.

Es un tema peliagudo pero se debería evitar el sobrediagnóstico con rayos X, por sus daños al ADN, su uso debe estar restringido a lo estrictamente necesario. ( Es un tema largo y polémico pero sobre todo debería restringirse en el cribado de mama desde los 25 años que se empieza, existen otras pruebas como la termografía infrarroja mamaria.)

Conclusión

Nuestra fisiología y en fin último la genética interacciona con el ambiente continuamente, denominado a este fenómeno epigenética, debemos procurar un ambiente óptimo, ya que gracias a esta continua adaptación se convierte así la epigenética en un fenómeno totalmente reversible tanto a efectos positivos como negativos.

A groso modo los factores que más inciden de forma dañina al epigenoma son: la contaminación urbana, el estilo de vida ( sedentarismo, insomnio, alteración de los biorritmos), la exposición continuada al sol, alcohol, tabaco, drogas y dieta ( PUFAS, grasas hidrogenadas TRANS, exceso de kcal )

Aun con todo el riesgo cero no existe, en mi opinión todo tiene una causa, nadie se levanta diabético una mañana de repente, son procesos producidos por una degeneración lo largo de los años mediante hábitos insanos. Aquí radica la dificultad de salir del pozo, quiero decir, cuando aparece una enfermedad grave y crónica es gracias a muchos hábitos malsanos y luchar contra todos los años de esos hábitos es complicado, recurriendose así a parches de big-pharma, porque poner orden y sacrificio es lo más complicado, en palabras Churchill : << Os prometo, sangre, sudor y lágrimas >>

Ahora bien, que se conozca la causa determinada de la enfermedad es diferente, desde el Bosón aporto mi punto de vista de la optimización de la salud. No quiere decir que este en lo cierto o sirva para todas las causas, lo primordial del bosón es potenciar la fuerza fisiológica mediante un estilo de vida hormonal-metabólico para evitar enfermedades o aumentar la calidad de vida.

NOTA

Tampoco es necesario implementar unos hábitos espartanos: ayuno intermitente con ejercicio de fuerza o HIIT en ayunas, cetosis eterna, cálculo minucioso de kcal, superávit proteico, abundante verdura, andar 30k pasos diariamente… 

En contraposición hacerlo simple es más importante:

  1. Mantener un peso correcto (buena composición corporal de músculo-grasa. Es decir un porcentaje de grasa del 10-15% en hombres y 17-22% mujeres).
  2. Mantener en rangos adecuados la presión arterial.
  3. Evitar déficit y superávit kcal crónicos.
  4. Respetar el horario e higiene del sueño.
  5. Evitar el sedentarismo.
  6. Realizar entrenamiento de fuerza y HIIT sin abusar con una frecuencia semanal 2 y alrededor de 30 minutos para fuerza y 10 min para el HIIT es suficiente si no hay objetivos de rendimiento.
  7. Mantener un NEAT alto (actividad física diaria no consciente) esto es por ejemplo moverse más, bailar, subir escaleras, andar una media de 12k pasos.
  8. Evitar grasas poliinsaturadas e incluir carbohidratos, realizar 2 o 3 comidas, evitar fritos y procesados con grasas enranciadas trans y PUFAS.

Deja un comentario