Los beneficios de la hipertermia

Se conoce poco sobre los beneficios de la hipertermia, en resumidas cuentas: un niño está caliente, un anciano está frío, esta simple observación explica muy bien cómo se deberían enfocar las intervenciones de salud. Es decir, ayuno, restricción de calorías, cardio extenuante, estrés, dieta baja en carbohidratos, etc. Nos enfría y perjudica. Al revés, descanso, adecuadas calorías, deporte de fuerza y HIIT, meditar, dieta rica en carbohidratos y baja en PUFAS, etc. Nos calienta y potencia nuestro saludable metabolismo.

Índice

●El calor en contexto
●Calor y sistema inmune
●Beneficios de sudar
●Beneficios generales de la sauna
●Sauna y ejercicio de fuerza
●Dosis de calor

El calor en contexto

El calor ha sido utilizado durante toda la historia del ser humano, desde beneficios leves como la helioterapia (exponerse al sol), calentar zonas de cuerpo inflamadas, útil para vasodilatar, relajar y disminuir el dolor, hasta beneficios más congruentes como mejora del sistema inmune frente a virosis, tuberculosis, catarros y en el cáncer. Los cambios fisiológicos más significativos tienen lugar con temperaturas corporales altas: 39-42 Cº. Siendo la fiebre una respuesta natural y altamente efectiva contra infecciones, es importante pensarse 2 veces si es estrictamente necesaria bajarla a la primera de cambio.

Calor y sistema inmune

El calor intenso tiene la capacidad de activar proteínas como las HSP (proteínas de choque térmico o proteínas de respuesta al estrés), estas proteínas ayudan a la célula a conservar o eliminar las proteínas desnaturalizadas hasta que el estrés cede y recuperar rápidamente la función normal celular. Y otro cambio interesante que aporta el calor es la inmunoactivación de células dendríticas. Al elevarse la temperatura corporal se estimula la inmunidad innata mejorando así la maduración de células dendríticas. Es decir, el calor aumenta el metabolismo y blinda el funcionamiento inmunitario, recordemos que un correcto metabolismo tiroideo se corresponde con temperaturas corporales altas 36,5 a 37.5 Cº.

Beneficios de sudar

La palabra detoxificación tiene mucho marketing asociado además de mentiras y bulos. Existen varias vías de detoxificación fisiológica, por ejemplo, al no ser un politoxicómano (alcohol, tabaco y sedentarismo) órganos como el hígado y los riñones funcionarán sin una carga excesiva, mantener un equilibrio calórico adecuado también apoya todas las funciones de los órganos entre ellas detoxificar, (por favor huye de los “ batidos verdes detox” la gran cantidad de minerales, fitatos y oxalatos puede suponer una carga para la función renal), y otras maneras de detoxificar son el ayuno y el más olvidado: sudar.

Falta más evidencia pero la poca existente demuestra que mediante la sudoración el cuerpo se desintoxica eliminando sustancias nocivas y toxinas como el BPA, fitatos y metales pesados como arsénico, cadmio, plomo y mercurio.

Beneficios generales de la sauna

Lo interesante de la sauna es que el ambiente caluroso que le caracteriza, aumenta la temperatura corporal e impide que el sudor generado enfríe al cuerpo, evidenciando beneficios en:

  • El gasto cardiaco.
  • Aumenta la frecuencia cardiaca.
  • Reduce la presion arterial.
  • Mejora el pronóstico en pacientes con insuficiencia cardiaca.
  • Aumenta la secreción hormonal y de betaendorfinas correspondientes al placer y la analgesia.
  • Reduce los marcadores de estrés oxidativo.
  • Estimula el sistema inmunitario aumentando el recuento de glóbulo blancos, linfocitos, neutrofilos, basofilos y glóbulos rojos mejorando así la tolerancia al ejercicio.
  • En pacientes con riesgo coronario la terapia de sauna reduce los niveles de prostaglandinas relacionadas con el estrés oxidativos, ayudando a prevenir la aterosclerosis.

En general, la sauna se asocia con una reducción en la mortalidad por cualquier enfermedad.

Sauna y ejercicio de fuerza

Los beneficios agudos que reporta la sauna son similares al ejercicio de fuerza, estos son: aumento de la frecuencia cardíaca, aumento del consumo de oxígeno, aumento de la temperatura y por ende aumento del metabolismo entre otros. Entendiendo que el ejercicio puede ser un gran estresor fisiológico, la sauna tiene cierta ventaja. Sin embargo, excederse en la sauna también es estresante, una vez más el equilibrio es el camino. Recalcar que tanto al sauna como el ejercicio de fuerza son un intervenciones casi obligatorias para un estado de salud metabólico-hormonal óptimo. En suma, aplicar contrastes de calor-frío aporta enormes beneficios ya sea sauna-baño frío o cambios de temperatura en la ducha, dentro de esta línea está la tradición “banya rusa o sauna rusa”.

Dosis de calor

La tolerancia al calor es muy individual, depende del estado de salud general y el efecto que se desea obtener. Al exponerse al calor las células aumentan su resistencia al calor, dicho efecto dura alrededor de 3 días siendo así lo óptimo una frecuencia 2 o 3 semanal de sauna. Es importante saber dosificar la duración de las saunas ya que sobrepasar determinada temperatura y tiempo puede ocasionar daños, atendiendo a los límites establecidos como normales, la terapia de hipertermia mediada por la sauna tiene grandes efectos beneficiosos para la salud.

FUENTE:
Blog Terapia Metabólica del cáncer. Hipertermia
ChrisKresser. Beneficios de la sauna
Pubmed. Reducción de prostaglandinas mediante la sauna
Pubmed.Arsenico. Cadmio, Plomo y Mercurio en el sudor

ACTUALIZACIÓN (27/10/2021)

Beneficios sauna 

Lo interesante de la sauna es que produce las mismas respuestas fisiológicas y protectoras que el ejercicio físico. No es de extrañar ya que en ambos se estimulan las mismas vías consecuentes al aumento de la temperatura corporal.

La sauna contrarresta la sarcopenia ( pérdida de músculo) y ayuda a su mantenimiento.

 Estudio de factores de riesgo de la enfermedad cardíaca isquémica de Kuopio (KIHD)

Se observó que los hombres que frecuentan la sauna 2-3 veces por semana tenían un menor riesgo de mortalidad por enfermedad cardiovascular, mejor salud mental, menor alteraciones neurológicas demencias como Parkinson, Alzheimer, depresión… En suma, los beneficios de la sauna son dependientes de la dosis. Es decir, a más sauna más prevención/salud.

Las similitudes de la sauna y el ejercicio físico

Ya que una imagen vale más que mil palabras. En la siguiente imagen se detallan los efectos positivos del ejercicio físico, los cuales, son los mismos que el uso de la sauna, salvo por la particularidad de que la sauna no genera hipertrofia muscular, pero sí que mantiene y evita su pérdida.

Promoción de la salud cardiovascular

Se ha comprobado como la frecuencia cardíaca aumenta con las sesiones de sauna al igual que con el ejercicio intenso, se han registrado frecuencias entre 100 y 150 latidos por minuto dependiendo de la temperatura de la sauna y del ejercicio físico realizado. Es este trabajo o entrenamiento del corazón el que confiere los beneficios clínicos cardiovasculares: disminución de la TA, aumenta la fracción de eyección del ventrículo izquierdo y reduce el tiempo de eyección del ventrículo izquierdo, mejora la función endotelial…En adición, la sauna y el ejercicio físico cuando se combinan se potencian, generando así una reducción de la mortalidad por todas las causas, salvo la de que te caiga un piano en la cabeza.

Mecanismos moleculares implicados en la respuesta al estrés por calor

Tanto el ejercicio intenso como el calor provocan respuestas fisiológicas que pese a empezar siendo estresantes acaban con bastantes beneficios.

Estás respuestas son diversas rutas metabólicas implicadas en la agregación, reparación de proteínas, liberación de antioxidantes, liberación de proteínas de choque térmico… En resumen, rutas metabólicas que generan un estado anti-inflamatorio. Sobre todo la capacidad de las proteínas de choque térmico de ofrecer protección frente al desorden, reparación y agregación de proteínas. Es decir, promueven la salud.

Es interesante recalcar que en personas adaptadas a la exposición al calor su expresión de proteínas de choque térmico es mayor, dicha aclimatación mejora su tolerancia al calor gracias a los beneficios/ adaptaciones celulares protectoras que generan las proteínas ya mencionadas.

En general la sauna y el ejercicio son útiles para:

  • Insuficiencia cardíaca congestiva
  • Enfermedad isquémica del corazón
  • Enfermedad de las arterias periféricas
  • Dislipidemia
  • Hipertensión
  • Disfunción endotelial
  • Variabilidad del ritmo cardíaco (arritmias)
  • Inflamación
  • Neurogénesis (BDNF)
  • Liberación de neuro endorfinas ( mejora depresión)
  • Liberación hormonal de GH, hormonas tiroideas, disminución de cortisol
  • Mejora de la Función inmunológica e infección respiratoria
  • Mejora de aptitudes físicas como el Vo2Max, resistencia cardiovascular y termorregulación
  • Prácticamente los mismos beneficios que el ejercicio físico así que estas son las 2 píldoras imprescindibles para una buena salud.

Ojo: en el meta-análisis revisados de muchos estudios encuentran bastantes beneficios con la realización de contrastes sauna y duchas frías.

Dosis:  mínimo 15-30 min hasta un máximo de 1h a 70-100 C. 

Fuente SciencieDirect. Beneficios de la sauna como hábito diario

Deja un comentario