Vivir en abundancia

Aquí el resumen sobre las ideas que me han parecido más interesantes del libro de Sergio Fernández: “Vivir en abundancia”. Aunque bueno no es un resumen estricto, debido a que me he dado el lujo de darle pinceladas propias.

Índice

●Introducción
●Riqueza
●Miedo
●Responsabilidad
●Pensamiento en acción
●Sitia tu cerebro
●Egoísmo altruista
●Felicidad y propósito

Introducción

Atendiendo a la definición de vivir en abundancia, significa atender a todo lo que ya sabes pero no haces, vivir desde el amor y la confianza junto con la gestión de pensamientos, deseos y acciones correctas.

Un pensamiento que ronda mi cabeza con bastante frecuencia, resultado del miedo de estar viviendo sin propósito y desperdiciando el tiempo, es preguntarme: en 10 años que le diría el Eduardo de entonces al de hoy, o qué objetivos tienes a 5-10 años. En esta línea de pensamiento rescato del libro la siguiente cita: La ley del 18-40-60

«A los 18 años no hacemos lo que queremos por miedo a lo que piensen los demás.
A los 40 empezamos hacer lo que queremos porque no nos importa lo que piensen los demás.
A los 60 hacemos lo que queremos porque nos damos cuenta de que nunca nadie pensó en nosotros»

Jack canfield

Riqueza

Desde el punto de vista de la abundancia la riqueza es salud, tiempo personal y crecimiento desde el ser frente al tener. El emprendimiento de conocerse y realizar los talentos de cada uno aplicados al servicio de los demás, es el que mayor abundancia económica y emocional devuelve. 

Miedo

El miedo provoca escasez en la vida ya que los resultados del miedo son la parálisis, el estancamiento, la distracción, el quedarse en la zona de confort, la procrastinación, la apatía, la decepción… En definitiva, el miedo interrumpe el potencial de crecimiento de cada persona. Por otro lado, el amor inclina hacia nuevos retos trayendo resultados gracias a llevarnos a tomar acción en cada momento.

Responsabilidad

Asumir y aceptar que el lugar donde estamos es el resultado de todas las decisiones tomadas directa e indirectamente (por omisión o por otras personas) implica responsabilidad, significa que si no estás donde quieres, tienes la responsabilidad de actuar en base a lo que está en tu campo de control para cambiar. Para ello, es importante entender que es la falta de información, formación y horas de práctica lo que dista del estado actual y del deseado. 

Pensamiento en acción

La versatilidad de los kōan (un kōan es, en la tradición zen, un problema que el maestro plantea al alumno para comprobar su progreso) permite dar diferentes soluciones según la percepción de la persona, en otras repetidas palabras, es más fácil cambiar la forma de pensar que el entorno. Entonces, cuando una persona empieza a estudiar e intentar observar con perspectiva, puede que vea cosas que ya estaban presentes pero no las percibía. Gracias al continuo aprendizaje y la constante del cambio, podemos evolucionar y adquirir mayor sabiduría y avanzar.

La importancia de nuestros pensamientos es crucial para nuestra actitud y estado de ánimo, ya que la rumiación pensativa que crean nuestras emociones determinan nuestra actitud y forma de vivir. Al día se repiten alrededor de 90% de pensamientos del día anterior por lo que procurar un correcto vocabulario y objetivos fijados de antemano permitirán crear un hábito mental correcto. Y los hábitos son las pequeñas pero constantes herramientas que encaminan hacia el perfeccionamiento y excelencia.

 –Pensamiento, emoción, acción, hábito, carácter, resultados, determinación.

Lo que quiero destacar es que se debe implementar una correcta gestión de pensamientos ya que estos influencian a nuestra percepción de la realidad y con ello tener más presencia, tranquilidad y estados de felicidad. Probablemente el lugar donde te encuentras es el resultado de todos los pensamientos que has tenido en el pasado. Si has tenido su liderazgo estarás donde quieres, pero si has dejado que influencias externas cambien tu forma de pensar, el lugar en el que estás estará en continuo enfrentamiento. Ahora bien, lo complicado y bonito es, averiguar quién eres y qué quieres, citando el camino el héroe de Campbell puede que el camino no sea algo legendario sino que este sea descubrirse a uno mismo en la normalidad de su vida, obteniendo una confianza absoluta en el ser. 

En la batalla interior del miedo, la voz que nos anima a permanecer cómodos, hay que entenderla correctamente, dicha voz está relacionada con la supervivencia. La manera de combatirla es primero escucharla, aceptarla y darle las gracias, sin luchar contra ella, para bien o para mal, lo que resiste persiste, así que si le das excesiva atención se hará más fuerte. En cambio, si como una nube se tratara que al observarla detenidamente se dispersa y desaparece. (-Si, aquí la influencia del Budismo y Taoísmo al no intentar ir contra la corriente, o del estoicismo: aceptación y adaptación) 

«Dejar de juzgar te liberará y podrás destinar esa energía para hacer lo que sea preciso para disfrutar de una vida más plena. Al aceptar que hay cosas que desconocemos aprenderás a confiar en el universo. Aceptar las cosas como son porque el universo en este momento es la manifestación perfecta de la suma de todas las decisiones que hemos tomado los seres humanos presentes y pasados.» 

Sitia tu cerebro

Es típico que de repente adquieres un determinado coche y ves ese mismo coche continuamente. Esto es por qué el cerebro cambia la atención, para aprovechar esta ventaja observacional acciones como leer libros, ver películas, seguir a expertos, escuchar podcast, cursos, seminarios del tema que se quiere profundizar ayuda a acelerar dicho aprendizaje. Pero cuidado, hay que saber elegir las fuentes de la información ser exquisito para emplear bien el tiempo.  La cuestión es el cómo. Para ello, llevar una vida hipoinformativa permitirá mantener el foco en lo importante, no es necesario conocer todos los detalles de las tragedias que ocurren en el planeta y si son verdaderamente importantes te enteras por una vía u otra. Conociendo la continua manipulación ejercida por las redes sociales (des-información) es congruente emplear el tiempo en otras áreas.

Nadie es mejor que nadie por elegir perder su tiempo en una u otra tarea, ahora bien, el coste de oportunidad o visto de otro modo, el precio que se paga al dedicar el tiempo libre en ocio, es tiempo no dedicado a tareas de reflexión, autocrítica, crecimiento personal, aprendizaje… Por qué una vez acotado el tiempo (horas de sueño, trabajo, tareas del hogar, responsabilidades) es triste y miserable perder el tiempo y dedicar el tiempo libre a tareas sin sentido, sin propósito.

En definitiva, para evitar experimentar escasez y el paso del tiempo hay que vivir desde nuevas formas de aprender, desde la actitud del saber.

«Ser excelente supone un compromiso con uno mismo para hacer las cosas hoy de mejor manera que ayer y parar para preguntarse cada día: cómo podría mejorar esto. La excelencia es un hábito que aplicarás a todo lo que hagas.»

Egoísmo altruista

Es un concepto difícil de entender y explicar. Bajo mi punto de vista concentrarte en lo que deseas hacer en tu vida, encontrar tu pasión, es prioridad porque te encamina hacia tu propia felicidadLa felicidad empieza primero en uno mismo y después se irradia hacia fuera. Es decir, debes ser primero feliz para que los demás se aprovechen de tu felicidad. «Ser feliz para hacer feliz a los demás«.

Realizar ejercicios de autorreflexión como:

  • Una lista de prioridades, deseos y objetivos  a 1,5 y 10 años
  • Preguntarse: ¿Estoy aprovechando mi tiempo y mi vida? ¿Qué podría mejorar? Si tuviera libertad financiera y una vez cubiertas las banalidades como fiestas, viajes, lujos, etc. ¿Qué haría en mi día a día? ¿De qué tienes miedo? ¿Qué deseas? ¿De dónde vienes? ¿Dónde estás? ¿Y a dónde vas? ¿De que estarías agradecido si hoy fuera tu último día en la tierra?
  • Aprender a analizar el coste de oportunidad de no saber decir no a las cosas que no deseas, aprender a decir no y priorizar tu tiempo, requiere práctica a la vez que otorga disciplina y carácter para estar enfocado en lo que te importa.

«Decir que no puede que te haga sentir culpable en un primer momento, aún así, es preciso que entrenes esta habilidad, porque decir que sí cuándo en realidad quieres decir que no, es faltar a la autenticidad que debería ser natural en la relaciones humanas. No puedes ayudar a otras personas si estás haciendo algo que en realidad no deseas hacer.»

Felicidad y propósito

  • La felicidad es proceso, es flujo, es propósito, la felicidad es crear sentido.

Pongamos un ejemplo, si empiezas a construir un muro sobre arena mojada, en el futuro acabará desvaneciéndose, o de otro modo, el hecho de poder ahorrar dinero para el futuro significa que ahora tienes dinero. Lo que quiero decir es que si hoy no estás en un estado de felicidad, de aceptación con lo que hay, difícilmente conseguirás un estado de felicidad y paz en el futuro. Lo que hoy no te hace feliz no lo hará en el futuro, así como lo que piensas que te falta hoy para ser feliz tampoco te hará feliz en el futuro cuando lo tengas. En resumen, hay que aprender a aceptar que todo lo que hay es suficiente para sentir presencia de paz y felicidad. A la vez que no sobra ni falta nada, ya está sucediendo, tan solo se necesita de consciencia en el presente.

«Si con todo lo que tienes no eres feliz con todo lo que te falta tampoco lo serás» -Erich Fromm

«No trates de que las cosas ocurran como tú quieres; quiere, más bien, desea que las cosas que ocurren sean como son, y la vida transcurrirá con tranquilidad»  -Epicteto

«La vida nunca es insoportable debido a las circunstancias sino sólo debido a la falta de sentido y significado» –  Viktor Frankl

«¿Qué ocurre al soltar creencias? Nosotros mismos somos los que estamos creando la experiencia que vivimos sin querer asumir eso en ningún momento. Preferimos sostener nuestras creencias aunque nos hagan daño o simplemente nos lleven a perder nuestro propósito de vida, que es ser felices. Preferimos sostener esas creencias a experimentar qué ocurre cuando suelto lo que opino, que ocurre cuando suelto mis creencias»  -Sergi Torres

Sacando la máxima del interrogativo Sócrates, -«conócete a ti mismo», entiendo que cada uno crea su realidad desde la forma en la que existe e interacciona con el medio. Así, el orden de la vida radica en el ser-hacer-tener, de este modo atraes lo que eres.
Y quiero terminar con un mantra útil tanto en los momentos de gloria como incertidumbre o tristeza, recuerda: «Esto también pasará, todo llega todo pasa

Deja un comentario