Temperatura óptima para los testículos

En esta píldora de hoy se menciona la importancia de una temperatura óptima, es decir, un entorno frío para nuestros testículos, sin duda, un tema poco conocido, vamos a ello

Los testículos necesitan como temperatura óptima una menor a la corporal. Al respecto, se ha comprobado que su mejor estado fisiológico oscila entre 31 y 36 C. La aplicación de calor conlleva un impacto negativo en la síntesis de ADN, la espermatogénesis y la producción de testosterona.

La calidad, volumen y la motilidad de los espermatozoides es significativamente más alta en los meses fríos del año.

Varios estudios con animales e incluso en humanos, concluyen que las células Leydig testiculares expuestas a calor y a ondas Wi-Fi, secretan testosterona con mayor dificultad que gónadas expuestas a entornos más fríos.

No es descabellado concluir que propiciar un entorno frío a la zona escrotal está directamente relacionado con una mayor salud testicular.

Para ello, los factores principales en los que podemos intervenir son:

Duchas frías, llevar boxers o calzoncillos que no opriman, luz infrarroja con precaución ( ya que por un lado aumentará el flujo sanguíneo, pero, por otro aumentará también la temperatura), evitar cruzar las piernas, dormir desnudos…

En definitiva, favorecer unos huevos frescos.

Deja un comentario