Suplementación tiroidea

Suplementación tiroidea

Destacar que la suplementación tiroidea aquí mencionada, no es la panacea, estos serán de mayor utilidad siempre que existan hábitos y una vida equilibrada sin estrés crónico

Básicos de la suplementación tiroidea

Se necesita yodo para crear T4, así como fructosa y colina para la reconversión de T4 en T3 en el hígado. Además, la correcta función tiroidea necesita las vitaminas del grupo B y vitamina C.

Dentro de los minerales, se requiere selenio, zinc, magnesio, sodio y calcio para mejorar los procesos metabólicos y para evitar los efectos tóxicos de la peroxidación lipídica ocasionados por la grasa poliinsaturada, es primordial evitarla. Aun con todo, para paliar sus efectos se puede usar vitamina E.

Aspirina

Es un fármaco antiinflamatorio involucrado en el control de la viscosidad sanguínea, (antiagregante según dosis), pero también tiene otra funciones como cambiar el metabolismo beta-oxidativo de grasas hacia la oxidación de glucosa, favorable para la tiroides e incluso la diabetes.

La aspirina actúa coma agente inhibidor de estrógeno. Diversos estudios comprueban que personas que usan aspirina, la conversión de T4 a T3 aumenta significativamente. 

Utilizar este fármaco conlleva riesgo de efectos adversos como el sangrado intestinal, por lo que se necesita profundizar más sobre su uso, ya que aun usarlo en bajas dosis no está exento de riesgo.

Taurina

Es un aminoácido presente en la bilis, intestino grueso, testículos y corazón, y ayuda al cuerpo a mejorar la salud del hígado.

En el cerebro aumenta los niveles de dopamina, reduce la serotonina y prolactina, lo que lo convierte en un aminoácido favorable para la tasa metabólica tiroidea.

La taurina previene el daño tiroideo causado por metales pesados y pesticidas, además ofrece protección contra descriptores endocrinos como el flúor.
Su dosis varía de 1 a 5 gramos diarios, según sensaciones.

Ashwagandha

Es un adaptógeno proveniente de la medicina Ayurvédica. Muchas investigaciones han demostrado su eficacia en reducir los niveles de cortisol y daño oxidativo.

Ensayos en ratones con 1,4 mg de ashwagandha, evidencian aumentos en los niveles de hormona tiroidea T4 significativamente. Para adquirir el suplemento fitoterapéutico se debe observar el sello KSM-66.

Cuando es útil la suplementación tiroidea

Si bien, la suplementación es el último escalón de la pirámide, se necesita priorizar el correcto funcionamiento tiroideo. Ello se puede lograr mediante: la restricción de la ingesta de PUFA en todas sus versiones, intentar una adecuada exposición a luz solar y luz IR, controlar la higiene del sueño, realizar ejercicio físico de fuerza sin llegar al límite, aumentar la ingesta de carbohidratos simples, comer suficientes calorías, no beber alcohol ni fumar, evitar tóxicos, metales pesados y disruptores endocrinos como el flúor de la pasta dentífrica,los BPA de los plásticos, equilibrar aminoácidos incluyendo glicina con regularidad. Es decir, manejar lo ya mencionado entendiéndolo como nuestro entorno (epigénetica) que depende directamente de nosotros para lograr una expresión
genética y optimización fisiológica adecuada.

FUENTE:
Gerardo Sison, en Anabolic Men

Deja un comentario