El reloj de los órganos según la medicina China

El reloj de los órganos según la medicina China

Breve resumen sobre los biorritmos del organismo o el reloj de los órganos según la medicina tradicional China. 

Contexto y responsabilidad

El nervio vagabundo, quiero decir el nervio vago debe su nombre por su forma de vagar e inervar por todo el organismo, causante de la relación aparato digestivo-cerebro y con otros sistemas como se observa en la imagen. Por esto es importante mejorar nuestro estado mental con el fin de mejorar diversos sistemas como el digestivo, respiratorio, nervioso…

Fuente: Slide Share

La salud como la felicidad es una consecuencia de nuestra responsabilidad por sabernos cuidar, la salud necesita de conocimiento y hábito diario. Debemos respetar nuestros biorritmos para regular así nuestra fisiología.

La enfermedad en el contexto de la medicina China

Todo tiene una causa, que se conozca o no es diferente. Los signos/síntomas que “surgen” son el resultado de un desequilibrio en el organismo producido por una distorsión, agresión o debilidad en la función y estructura del mismo. Salvo las infecciones, las causas deben buscarse en hábitos de vida insanos que crean alteraciones en el curso normal fisiológico.

La vida humana en parte se ha alejado de sus biorritmos, es decir, gracias a los avances tecnológicos vivimos en un estado homeotermo continuo privandonos de la exposición a la variabilidad de las estaciones, restringiendo así los beneficios de la grasa parda por la exposición al frío; alteraciones en la iluminación como la sobreexposición a la luz blanca por la noche y la falta de exposición de luz solar, trabajos a turnos nocturnos que alteran el sistema hormonal de sueño-vigilia; comer cada 3 horas y durante el horario del sueño; falta de ejercicio de fuerza y aumento del sedentarismo; tóxicos del ambiente como alcohol, tabaco, drogas ,etc. Oponerse a estos bio-ciclos supone atentar contra la fisiología del organismo, esto se empieza a percibir levemente mediante la falta de energía, vitalidad, aparece la sensación de fatiga, debilidad, agotamiento, irritabilidad, inestabilidad y acabando en una patología diagnosticada.

La medicina China propone volver a integrar los ritmos naturales y restaurar la energía en cada órgano dependiendo de su ciclo normal de actividad. Organizando el día de forma que coincidan los ciclos de actividad y regeneración de cada órgano mientras se evitan acciones que dañan el equilibrio del organismo. En la siguiente imagen se muestra la actividad de cada órgano:

Comentario

Hasta aquí lo que me ha parecido más interesante, el libro profundiza más en la energía y tipo de órgano clasificándolos como ying-yang, sinceramente no me suscita mucha credibilidad, la tendrá pues la medicina China tiene sus siglos de estudio pero no me termina de convencer.

Deja un comentario