El papel del azúcar en la curación de heridas

El papel del azúcar en la curación de heridas

Corren tiempos difíciles para algo tan simple como el azúcar, se le tacha como origen de todas las enfermedades e incluso tan dañino y adictivo como la cocaína… Pues desde el Bosón le vamos a dar otro papel al azúcar incluso para la curación y cicatrización de heridas.

Azúcar para curar heridas

El azúcar es uno de los grandes demonizados de este siglo, pero en mi opinión hay que contemplarlo atendiendo al contexto general de cada uno. Es más, para no perder el sentimiento extremista que nos caracteriza como ser humano, escogería a las PUFAS como el verdadero demonio de nuestra época. Sobre todo la adicción a las PUFAs y azúcares añadidos en las comidas procesadas. Sin olvidarme también, claro está, de los aceites reutilizados, tan presentes en todo tipo de establecimientos. Pero bueno, lo que aquí nos concierne es el azúcar y sus beneficios hasta para curar heridas.

El azúcar se ha usado durante muchos años para cicatrizar heridas. Al respecto, la primera evidencia data del 1800 en la Universidad de Estrasburgo. Posteriormente, en la década de los 80 del pasado siglo, se utilizaba ya para curar heridas infectadas post-peritoníticas en abdomen abierto y contenido con malla protésica. Muchos estudios lo evidencian. Y una de sus ventajas principales es su bajo coste, lo que es de gran ayuda para países o personas con pocos recursos, quienes pueden mejorar sus heridas sin big pharma.

Pero… ¿cómo cura las heridas el azúcar?

Para el tratamiento de heridas según Marandu, es tan básico cómo aplicar azúcar y una venda por encima. De este modo, los gránulos absorben la humedad dificultando el desarrollo de bacterias. Y sin bacterias,  la herida tendrá una curación más rápida.

Por otro lado, el azúcar en heridas infectadas elimina esfacelos en tejido desvitalizado, elimina secreciones purulentas, regenera tejido lesionado, mejora la nutrición tisular, aumenta la maduración de la dermis resultando en una mayor calidad de la dermis regenerada. Es decir, mejor cicatrización y tiempos de curación acortados.

Gracias a las pruebas de Murandu en laboratorio y en heridas de pacientes, el azúcar es útil hasta en bacterias resistentes, posicionándose así el azúcar como una alternativa eficaz a los antibióticos.

¿Que azúcar utilizar?

En pruebas in vitro de laboratorio se observó que no existe diferencia entre azúcar de caña o de remolacha, sin embargo, el azúcar moreno sin refinar no es tan efectivo. Para las cepas bacterianas que consiguen crecer en heridas con azúcar, estas son inhibidas completamente con concentraciones más altas de azúcar.

La miel también tiene propiedades curativas similares al azúcar. Incluso es más efectiva que el azúcar para inhibir el crecimiento de cepas bacterianas, pero es más cara. Aplicar azúcar a heridas no es exclusivo para el ser humano, otros animales también se benefician de ello. La veterinaria estadounidense Maureen McMichael, del Hospital veterinario de la Universidad de Illinois, fue la primera en utilizar azúcar y miel para tratar mascotas en 2002.

La cicatrización de heridas y azúcar en contexto

En resumen, el uso de azúcar en la curación y cicatrización de heridas está respaldado por estudios científicos. Sin embargo, no es solo eso. Propiciar un entorno adecuado para la curación es imprescindible. Esto se logra mediante una cantidad relativamente alta y adecuada de proteína, así como un entorno metabólico y hormonal correcto, porque no nos olvidemos de lo más importante: una parte de la energía que genera nuestro cuerpo es para crear estructura. Así que minimizar el grado de exposición al estrés para evitar cualquier interferencia que inhiba la producción energética mitocondrial, es de suma importancia.

Los productos de descomposición de las PUFAS, por ejemplo, el ácido araquidónico, interfieren con la capacidad de producir energía, curación del cuerpo y, en resumidas cuentas, generan un estado deterioramiento crónico, aumentando la inflamación de bajo grado, siendo causantes de enfermedad.

Extractos de estudios sobre la curación de heridas con azúcar

“Se concluye que se obtiene un alto grado de epitelización total de la sacarosa, con respecto a medicamentos tópicos convencionales. La sacarosa produce un mayor grado de maduración de la dermis, por lo que se puede asociar con un mayor grado de calidad de la cicatrización.”

-Scielo.”Importancia de la sacarosa en la curación de heridas”

“Durante un período de 56 meses (1/1976 al 8/1980), tratamos a 605 pacientes por heridas, quemaduras y úlceras con azúcar granulado y povidona yodada. Se produjo una rápida curación, debido a una reducción en la contaminación bacteriana, desbridamiento rápido de la escara, probable alimentación de las células de la superficie, relleno de defectos con tejido de granulación y recubrimiento del tejido de granulación con epitelio. Los requisitos para el injerto de piel y los antibióticos se redujeron considerablemente, al igual que los costos hospitalarios para el cuidado de heridas, quemaduras y úlceras.”

Pubmed.”Uso de azúcar y povidona yodada para cicatrizar heridas” 

“Los datos preliminares sugieren que utilizar azúcar conlleva una  limpieza efectiva de heridas y es seguro de usar en pacientes con diabetes insulinodependiente. Los estudios in vitro demuestran que el azúcar inhibe el crecimiento bacteriano.”

Pubmed.”Uso de azucar en heridas necróticas”

FUENTE
“La sorprendente capacidad del azúcar para ayudar a curar heridas”, Clara Wiggins en BBC Future
“Sugar Heals Wounds”, en Cows Eat Grass

Deja un comentario