Filosofía de salud Ray Peat 2

Exacto, filosofía de salud de Ray Peat 2, esta parte está más dedicada a la progesterona. Si habéis observado la web de Ray Peat veréis que tiene muchos artículos y bastantes largos, sinceramente me fascina su punto de vista, así que, aquí otro resumen tras recopilar y leer artículos suyos.

Índice

●Sal, metabolismo y longevidad
●Efectos en el metabolismo
●Estrógeno, energía y estrés
●Beneficios del café, cafeína como un nutriente similar a una vitamina o un adaptógeno
●Carragenina e inflamación intestinal
●Sobre la progesterona
●Progesterona en contexto
●Hormonas de la juventud: Pregnenolona, DHEA y Progesterona
●Progesterona-Estrógenos-hipotiroidismo
●Reflexión final

Sal, metabolismo y longevidad

La restricción de sal conlleva reducción de sodio, el cuerpo se adapta por medio del eje: renina-angiotensina-aldosterona factor de estrés relacionado con la HTA, enfermedad renal, insuficiencia cardiaca, fibrosis… Niveles bajos de sodio aumenta la serotonina, la actividad del sistema simpático y activa el plasminógeno tipo 1 asociado a la acumulación de coágulos.

Es común observar en las mujeres antojos de sal y azúcar, cuando coincide la ovulación producida por el aumento de los estrógenos, consumir sal al gusto ayuda a evitar la retención de agua.

La sal y el sueño

El déficit de sal activa el sistema nervioso simpático aumentando la adrenalina, esta interfiere con la capacidad de conciliar sueño, a su vez la sobreexpresión de sistema nervioso simpático produce resistencia a la insulina debido a la presencia de ácidos grasos por la secreción de hormonas del estrés (ciclo de Randle). La sal reduce la sobreexpresión de adrenalina.

La sobreexpresión del sistema simpático nervioso o eje hormonal adrenal (del estrés) se asocia con infinidad de alteraciones fisiológicas, en lo que a la sal concierne, su defecto provoca pérdida de flexibilidad en los vasos sanguíneos, característica importante en la HTA.

Efectos en el metabolismo

El déficit de sal reduce el metabolismo, esto quiere decir: menor ATP, menor CO2 menor producción de calor, generando estrés, inflamación y degeneración celular. Al contrario la sal aumenta el metabolismo: mayor consumo de oxígeno, más ATP, más CO2 y mayor producción de calor protegiendo de la inflamación y respuesta de estrés celular. Es importante recalcar que el sodio es un mediador básico en toda la señalización celular, mediante la bomba Na/K permite el correcto funcionamiento energético de la célula.

Los beneficios de consumir sal, e incluso agua de mar son: reducción de ROS, mejora de contracción y relajación cardíaca, reducción de inflamación de bajo grado, mejora de la permeabilidad celular, mejora del edema… Una dieta rica en proteínas, sal, azúcar, que optimice el funcionamiento de la tiroides y la progesterona, fomenta el aumento de temperatura, hecho importantísimo para la salud y prevención de enfermedades, por otro lado, el estrógeno, prolactina, restricción de sal, reduce la grasa parda y la temperatura corporal, promoviendo un estado de inflamación y enfermedad.

Estrógeno, energía y estrés

El estrógeno interrumpe la respiración celular (producción de energía en las mitocondrias), aumenta la absorción de agua celular, imita al shock activándose la histamina y sistema nervioso simpático y adrenal, es decir, el estrógeno provoca la liberación de ACTH (hormona precursora del cortisol en la hipófisis), la secreción de cortisol libera ácidos grasos aumentando la resistencia a la insulina.

Lo principal para evitar los estragos del estrógeno es generar hábitos antiestrés y antiestrogénicos, fundamentalmente evitar PUFAS, aumentar grasas saturadas protectoras como butírico y octanoico, identificar xenoestrógenos ocultos en cosméticos… Por otro lado al equilibrar el sistema hormonal, aumenta  la progesterona y la pregnenolona, hormonas neuroesteroides anti excitotóxicas que mejoran la producción de energía mitocondrial y regeneran el sistema nervioso.

Cafeína como un nutriente similar a una vitamina o un adaptógeno

El café rico en cafeína, niacina, magnesio, tiamina… ofrece así cierta protección hepática, actúa como quelante de carcinógenos químicos, hierro dietético, virus y estrógenos, aumenta la eficiencia en la oxidación de glucosa. El té y el café protege contra el cáncer de mama debido a la sinergía con la progesterona.

El té y el café favorecen la captación de serotonina en las células nerviosas, e inhiben la agregación plaquetaria, esto quiere decir que protegen frente a enfermedades circulatorias y de coagulación. La agregación plaquetar libera serotonina, mastocitos, basófilos, generando fugas sanguíneas, inflamación y aumento de la presión sanguínea. El café disminuye la serotonina, aumenta el CO2 mejorando la interacción con la hormona tiroidea.

Carragenina e inflamación intestinal

La carragenina, carragenano o carragenato es una sustancia originaria de las algas rojas que se usa como aditivo: estabilizante, espesante o emulsionante de alimentos. Se han realizado diversos estudios para comprobar su seguridad alimentaria, pese a ser “seguro” en la dosis y peso molecular que se usa en la industria alimentaria, presenta diversas controversias, se ha evidenciado efectos nocivos en el sistema inmune, se asocia con ulceraciones en el intestino, colitis, crecimiento de tejido anormal, riesgo de cáncer, es una alérgeno utilizado en laboratorio para producir tumores, granulomas, inflamación…

La carragenina al contacto con el intestino, inflama y daña las defensas inmunológicas de la pared intestinal, si existe daño intestinal su absorción es mayor, sinergiandose con la endotoxina bacteriana en el intestino, generando así un panorama de radicales libres, ROS e inflamación, un buen combo para enfermedades inflamatorias intestinales.

Sobre la progesterona

Para Peat la progesterona es la hormona más protectora del cuerpo, durante el embarazo se produce en grandes cantidades para proteger al bebé del entorno estresante, en el cerebro la concentración de progesterona es alta, asociándose así su protección al órgano más importante, el timo un órgano clave del sistema inmune también depende de la progesterona.

Los beneficios de la progesterona son numerosos, útil contra la ansiedad, contra la osteoporosis, HTA, hirsutismo, mejora la memoria, para la piel, contra el insomnio, protege de los efectos del cortisol, la prolactina, sofocos y en la menopausia sería más conveniente usar solo progesterona en detrimento de estrógenos.

La vitamina E y la progesterona se pueden aplicar en la piel para tendinitis, bursitis, artritis, quemaduras solares, mezclando aceite de oliva con progesterona. Por vía oral para las migrañas la progesterona ha demostrado ser efectiva.

Dosificación

La forma de tomarlo en las mujeres es durante los días 14-28 del ciclo menstrual, pudiendo repetir 2 veces en el mismo según alivio de síntomas, la dosis de progesterona dependerá de la cantidad de estrógeno, a menor estrógeno menor progesterona, sin embargo, cuando el estrógeno está en niveles altos se necesitará hacer mayor hincapié en su regulación: dieta de fácil digestión, optimizar el eje tiroides-estrógeno-cortisol ya que estados bajos de hormona tiroidea junto con el exceso de estrógeno se observa fácilmente en la piel, se vuelve pálida, sobre todo en las palmas de las manos dando la sensación de que no tienen sangre.

Progesterona en contexto

Un déficit proteico (menor a 1,5 gr por kg) limita el funcionamiento del hígado, y a peor funcionamiento hepático peor metabolismo, eliminación del estrógeno y sus metabolitos. Por eso la progesterona es más efectiva cuando la dieta contiene proteínas en proporción de aminoácidos y cantidad adecuada, cuando no contiene PUFAS y apoya la absorción del exceso de estrógenos mediante fibra como la zanahoria, champiñones y setas, evitar la presencia de endotoxina mediante la ingesta de alimentos de fácil digestión, es equilibrada en calorías…

La progesterona apenas tiene efectos secundarios excepto la alteración del ciclo menstrual si se dosifica en el momento erróneo del ciclo, su uso viene dado por la desaparición de los síntomas mientras se toma acorde a los tiempos de menstruación. Es más efectivo combinar progesterona con vitamina E, generalmente dosis de 3-4 gotas de progesterona al día son necesarias según alivio de los síntomas.

Hormonas de la juventud: Pregnenolona, DHEA y Progesterona

Pregnenolona 

En las personas jóvenes esta hormona es producida en grandes cantidades, confiriendo protección a los efectos dañinos del estrés mediado por las hormonas adrenales y por el estrógeno, la presencia abundante de pregnenolona minimiza los efectos del estrógeno y cortisol.

Tras los 40 años el metabolismo empieza a cambiar a favor de las hormonas adrenales bajando la funcionalidad de la hormona tiroidea como algo “normal” del envejecimiento, reduciendo la capacidad de producir pregnenolona. Se puede tomar pregnenolona en polvo por vía oral una dosis de 300mg durante una semana para mantener su absorción de forma constante en el intestino. El cuerpo responde rápidamente normalizando su propia producción de pregnenolona. La presencia adecuada de pregnenolona mejora la función de la hormona tiroidea.

DHEA 

DHEA, Pregnenolona y Progesterona disminuyen en la vejez mientras aumenta el cortisol, estrógeno, prolactina, desequilibrando la producción energética y destruyendo estructura celular. La DHEA bloquea la acción catabólica del cortisol y restaura la señalización normal de crecimiento y reparación celular, fortaleciendo órganos, piel y huesos. Además también estimula a las células absorber glucosa mejorando así el nivel energía.

Sin embargo suplementarse con DHEA es fácil generar un exceso y es más peligroso que el uso de pregnenolona y tiroides, estos son opciones más seguras que ayudan a optimizar la producción de DHEA.

La Progesterona y no el Estrógeno, es la hormona por excelencia femenina.

Los estrógenos tienen muchos efectos negativos por contradictorio que parezca en la forma de entender la medicina actualmente, el estrógeno produce excesos de coagulación sanguínea, aborto espontáneo, cambios en el tejido conectivo, síndrome premenstrual, venas varicosas, hipotensión ortostática, para mitigar sus efectos su “antídoto” es la vitamina E. 

Al contrario la progesterona es protectora frente al efecto de coagulación del estrógeno, aumenta el tono muscular de las venas, inhibe la expresión del óxido nítrico mientras que el estrógeno lo estimula. El óxido nítrico es un radical libre que daña las células de los vasos sanguíneos, interactúa con los ácidos grasos insaturados reduciendo el consumo de oxígeno, produce edema y daño mitocondrial.

Progesterona-Estrógenos-hipotiroidismo

El médico Broda Barnes investigó la relación de colesterol-infartos-hipotiroidismo, el mismo recetaba a sus pacientes hormona tiroidea con el fin de corregir el hipotiroidismo y reduciendo los infartos en los pacientes que trataba con hormona tiroidea.

El estrógeno intensifica el hipotiroidismo, aumenta el edema, permeabilidad de los vasos sanguíneos, disminuye la fuerza del latido cardíaco, aumenta la presencia de ácidos grasos… Mientras la progesterona tiene acciones contrarias al estrógeno, los efectos de la progesterona  son simétricos a los beneficios del CO2 en la perfusión del corazón y sistema circulatorio.

Debido a la exposición natural de los estrógenos las mujeres tienen tendencia a sufrir más hipotiroidismo que los hombres, tras la menopausia las mujeres empiezan a sufrir de afecciones cardiacas. Para evitar esto optimizar la función de hormona tiroidea, progesterona en mujeres, testosterona en hombres mientras se disminuyen los estrógenos, es el equilibrio a seguir en la salud hormonal.

Reflexión final

Broda Barnes relaciono el hipotiroidismo con el colesterol y ataques cardiacos, Kummerow descubrio la creacion de placa de ateroma mediante la esfingomielina, un fosfolípido producido por la oxidación de las PUFAS, las cuales oxidan el colesterol LDL, Otto Warburg demostró el efecto respiratorio en el cáncer, Randle definió la resistencia a la insulina por los ácidos grasos, Ray Peat unificó la función hormonal, energía y equilibrio en el cuerpo humano, mediante pruebas en laboratorio, en sí mismo y en personas que buscaban su ayuda. Observó cómo optimizar la función tiroidea mediante hábitos como la restricción de PUFAS, luz solar e infrarroja, aspirina, café, niacina, sueño correcto, dieta de fácil digestión… herramientas para una salud metabólica-hormonal.

Todas las enfermedades cursan con alteraciones en la producción energética mitocondrial y a partir de aquí vamos subiendo según sistemas estructurales (oxidación excesiva, radicales libres, ROS, inflamación de bajo grado, peroxidación lipídica, hipoxia…). Por lo que los factores que aumentan la respiración mitocondrial serán beneficiosos: azúcar, CO2, aspirina, luz infrarroja/solar, ejercicio de fuerza saludable, sueño correcto, vitaminas antioxidantes, café, meditación…

Dosificación

La forma en que Ray Peat recomienda usar hormona tiroidea es la siguiente: una dosis combinada de T4 y T3; 40 mg T4 y 10 mg T3 al día y según el pulso y temperatura corporal tomar unos pocos mg de T3 durante el día. Manteniendo un gráfico mínimo de 14 días anotando pulso y temperatura para objetivar si la dosis es adecuada. 

A conseguir: frecuencia cardíaca 65-80 y de temperatura 36,5-37,4.

Fuente:
Ray Peat

Deja un comentario