Estabilidad mental depresión e hipotiroidismo

Lo que empezó con una lectura interesante sobre depresión e hipotiroidismo ha acabado con toques de filosofía para mejorar la estabilidad y salud mental.

Índice

●Introducción
●Alteraciones mentales y tiroideas
●Escala de grises
●Atención, memoria e hipotiroidismo
●Hipótesis sobre las alteraciones mentales y el hipotiroidismo
●Factores neuroprotectores
●Un enfoque alternativo
●Filosofía
●Inspirado en las ideas de Sergi Torres

Introducción

La estabilidad o la paz mental es un hecho que se debería ejercitar mediante buenos hábitos de salud mental y no dar por sentado. Es fácil observar en el día a día en diferentes personas un abanico de trastornos mentales desde la irritabilidad constante hasta alteraciones psiquiátricas graves como episodios depresivos, trastornos de la personalidad y enfermedades neurodegenerativas. 

Alteraciones mentales y tiroideas

Existe mucha evidencia que relaciona muchas alteraciones psicológicas con cierto grado de disfunción tiroidea, una vez más el correcto equilibrio hormonal tiroideo-adrenal se convierte en una piedra angular para la salud, y en este caso, la salud mental. La disfunción tiroidea está correlacionada con alteraciones psicológicas ya sea por exceso cuyas alteraciones psicológicas son: tensión, irritabilidad, histeria, ansiedad, nerviosismo, etc. Como por defecto: depresión, letargo, apatía, hipomanía, trastornos bipolares, etc. En multitud de estudios se ha señalado los efectos neurobiológicos beneficiosos al aplicar hormona tiroidea como tratamiento antidepresivo, el trasfondo de estos resultados radica en la fisiología, puesto que la hormona tiroidea es esencial para funcionamiento cerebral.

Esta ecuación de disfunción tiroidea está relacionada con todo el contexto. Es decir, probablemente esto se debe a llevar una vida de hábitos dañinos que promueven estados crónicos de inflamación, alto estrés, alta exposición a sustancias tóxicas y estrogénicas, factores dañinos que generan sensibilidades autoinmunes, etc. Nada ocurre por que sí, todo tiene una causa conocida o no.

Escala de grises

Hasta que una enfermedad es diagnosticada existen muchas fases de la misma, generalmente suele ser por la exposición crónica a factores nocivos junto con cierta sensibilidad o predisposición genética de cada persona, aunque no es causa suficiente. Es decir, existen <<verdades universales>> que son nocivas para toda fisiología como: fumar, beber, insomnio, sedentarismo, etc. Que tarde o temprano según la fuerza fisiológica de cada sistema se verá o no repercutido, la medicina no es una ciencia exacta. Ahora bien, hasta generar enfermedad tiroidea existen estados subclínicos que al no ser tratados pueden afectar a otros sistemas y generar diferentes alteraciones. En este caso, trastornos del ánimo como la depresión pero también otras como alteraciones bioquímicas en el metabolismo lipídico (colesterol), cardiovasculares, etc. Así que prestar atención y optimizar la función tiroidea es prioritario para una correcta salud mental, hormonal y metabólica. 

La prevalencia entre la relación del hipotiroidismo subclínico y los cuadros depresivos es bastante alta. Enmascarando así diferentes alteraciones mentales con alteraciones hormonales-metabólicas, esto no es más que la relación cuerpo-mente donde nuestros hábitos modulan nuestra fisiología. Así que cabe considerar que toda afectación psicológica está relacionada con alteraciones endocrinas.  

Atención, memoria e hipotiroidismo

El sistema nervioso central requiere de muchos factores, entre ellos, el hormonal. Funciones como la atención y la memoria son el resultado de estructuras cerebrales entrelazadas que requieren de un funcionamiento metabólico y hormonal equilibrado. En concreto, la hormona tiroidea ejerce una función fundamental para el desarrollo cognitivo, se han relacionado niveles bajos de hormona tiroidea con alteraciones en el desarrollo axonal, dendrítico y de mielinización en los respectivos axones neuronales. En otras palabras, la función biológica de la hormona tiroidea para la función mental es decisiva, promoviendo estados correctos de  neuroplasticidad. Sin embargo, las hormonas sexuales y adrenales también ejercen efectos en la estructura dendrítica, requiriendo así de un correcto equilibrio. Múltiples estudios han corroborado que al administrar a pacientes con hipotiroidismo subclínico T4 su función cognitiva, sobre todo la atención y memoria mejoran, confirmando así la función esencial de la hormona tiroidea en el equilibrio neuronal.

Hipótesis sobre las alteraciones mentales y el hipotiroidismo

Toda persona a sentido alguna vez los estragos de un metabolismo frío de manera aguda, cuando se siente somnolienta por dormir mal, durante un episodio de enfermedad, cuando se emborracha, desequilibrios hormonales, episodios de ansiedad, etc. Todo ello cursa con niebla mental como si de una demencia ligera se tratará. En el hipotiroidismo cuando la temperatura cae, es normal que procesos como la atención, la concentración y la rapidez mental se vean mermados. Cronificada esta situación puede predisponerse la formación de placas beta amiloides, proteínas tau y ovillos neuronales características de las demencias, puede que las alteraciones hormonales subclínicas acontezcan grandes enfermedades funcionales, ya que en este caso, cuando la hormona tiroidea no funciona correctamente todos los mecanismos de producción de energía y por ende regeneración celular se vean alterados.

Generalmente el auge de una enfermedad se debe a un entorno multifactorial cuyos círculos viciosos dañan el metabolismo energético produciendo inflamación y disfunción. Los factores principales parecen ser los bucles relacionados con la generación excesiva de radicales libres promovidos por cortisol, estrógenos y ácidos grasos insaturados, que promueven un entorno inflamatorio que acaba inhibiendo el correcto metabolismo tiroideo. Lo que se traduce en una alteración en la producción de energía, niveles bajos de CO2 disminuyendo la temperatura corporal y la tasa metabólica. Por ejemplo, en Alzheimer se ha comprobado la relación de algunos metabolitos encontrados cerebro provenientes de los ácidos grasos insaturados dietéticos (ácido linoleico, ácido linolénico, ácido eicosapentaenoico, ácido oleico y ácido araquidónico) con la deposición de placas amiloides y proteínas tau.

Factores neuroprotectores

El estado fisiológico del cuerpo predominado por el sistema parasimpático se caracteriza por un estado de reposo, donde las células generan abundante energía. Para promover este estado es crucial  incorporar o mejorar diferentes hábitos como el sueño, sobre todo, para la salud mental ya sea a nivel bioquímico (eliminación de residuos metabólicos) como a nivel psicológico (aprendizaje, memoria, etc). Todo factor que promueva un estado de alta energía será beneficioso para la salud mental e integral, cosas como: la terapia de luz roja e infrarroja, sol (vitamina D), magnesio, CO2, creatina, carbohidratos, meditar, ejercicio de fuerza, aprender nuevos retos como un idioma, tocar un instrumento, estudiar, etc.

No se trata solo de aumentar factores protectores sino que se deben evitar y paliar los factores dañinos, la aspirina es capaz de quelar y proteger contra la toxicidad del exceso de hierro, mientras reduce la formación de coágulos, prostaglandinas y junto con la vitamina E protege contra la peroxidación lipídica. Evitar el consumo de PUFAS sobre todo del ácido araquidónico mejora la producción energética mitocondrial. Cuando un organismo es carente de PUFAS, es capaz de crear una pequeña cantidad de ácidos grasos insaturados (ácidos MEAD: son ácidos grasos poliinsaturados pertenecientes al grupo de los omega 9 los cuales pueden ser sintetizados de novo por los mamíferos deficientes en ácidos grasos esenciales) los cuales no tienen los mismos efectos nocivos que las PUFAS dietéticas.

Al entender la fisiología como un estado que genera estructura y función a partir de la energía, cabe la posibilidad de optimizar siempre el metabolismo del mismo. En el caso del cerebro, se ha demostrado que existe la neurogénesis promovida por el factor neurotrófico de crecimiento (BDNF) y que independientemente de la edad el cerebro siempre está en continuo aprendizaje lo que significa construcción continua de redes neuronales. Entendiendo esto, es primordial recalcar que el ambiente puede servir como potenciador de salud o de enfermedad, como se mencionó en << No soy mi ADN >>  o en << La epigenética >>. La epigenética (el ambiente) modula la expresión de los genes, modificando la estructura fisiológica. Así que evitando los factores nocivos conocidos del estilo de vida se puede optimizar los límites de autoestructuración celular. (Unos  ejemplos claros de la adaptación al ambiente que genera el organismo son: la realización de ejercicios de hipertrofia y el diagnóstico de cualquier enfermedad, el cual no es más que una mala-adaptación al ambiente).

Un enfoque alternativo

Contrario al paradigma actual, abogar por reducir el consumo de PUFAS incluidos la suplementación con omega 3  o en su <<matriz>> el pescado azul, frutos secos… O al menos evitar el exceso de PUFAS, resulta básico para la disminución de radicales libres, estrés oxidativo, menor distorsión en los sistemas reguladores y mejor actividad tiroidea (sobre todo, por la implicación de la hormona tiroidea en la permeabilidad de la membrana celular, cuyo efecto antioxidante puede ser más potente que la vitamina E, además de mejorar la función y producción energética celular), lo que se traduce en mejora de la tasa metabólica. Ahora bien, no debe entenderse de manera aislada la erradicación de las PUFAS, ya que otros factores como el exceso de hierro, tóxicos como el alcohol, dieta de difícil digestión proclive a generar endotoxinas intestinales,  alimentos bociógenos, sedentarismo, insomnio, estrés psicológico, etc. Conforman un potencial bucle de enfermedad.

Para mejorar la función y estructura del cerebro es importante reducir los factores nocivos mientras se implementan los factores protectores ya mencionados, no es nada del otro mundo, pero son los mismos factores que promueven un buena salud gracias al aumento de la tasa metabólica y resistencia al estrés. La idea principal es mejorar la señalización y rutas metabólicas del organismo para generar salud por medio de factores que aumenten o mejoren la producción de energía mitocondrial, en lugar de parches de big-pharma, transplantes, cirugías que tienen su lugar e importancia, pero la fisiología es mucho más que un sistema que se desgasta por el daño oxidativo. A pesar de ello, soy consciente de lo bonito y utópico que suena.

Herramientas que promueven la salud mental

  1. Ejercicio físico de fuerza, HIIT y un alto NEAT ( el vídeo de abajo no tiene desperdicio)
  2. Meditación y sueño profundo, así como terapias encaminadas a la relajación-regeneración.
  3. Aprender un idioma, tocar un instrumento musical, escuchar música y estar en constante aprendizaje
  4. Entornos enriquecidos ya sea baños de bosque, conversar con personas de alta capacidad intelectual, etc.
  5. Vivir en sociedad y amar a las personas de tu entorno

Filosofía

Estoy dispuesto a ser feliz. ¿No importa lo que ocurra?

Una vez machacado el enfoque de la salud pro metabólica y hormonal del Bosón, queda la batalla más importante, la batalla mental para lograr estabilidad y paz mental, territorio indispensable para darse cuenta de la felicidad.

Inspirado en diferentes ideas filosóficas

Es importante darse cuenta de que el ser humano es causa de todo lo que experimenta, dicho esto, cualquier experiencia de tristeza, apatía, desilusión y en el otro extremo, entusiasmo, alegría, vitalidad, son resultados de las percepciones del cerebro. Entender esto es una pieza fundamental para lograr calma mental, ya que podemos cambiar nuestra estructura mental mediante la forma de pensar y observar el entorno pero no siempre podemos cambiar el entorno. La filosofía estoica profundiza en esto bastante, a su vez el budismo también, promoviendo la aceptación sin juicio de la realidad.

Intentar cambiar el entorno, no aceptar lo que nos ocurre es ir contra natura, es un juego que suma cero, citando una vez más al gran Krishnamurti << Mi secreto es que no importa lo que pueda ocurrirme >>, muestra que no podemos controlar el entorno pero si nuestra reacción, actitud y forma de verlo, en suma, la acción es la aceptación y adaptación. Con otras palabras, aceptar la realidad tal cual es, entender que todo sufrimiento, felicidad o sensación es causa directa de uno mismo, y por eso, puedes cambiar la forma de pensar o de ser causa, en vez de la externalización hacia el ambiente.

Sobre la esperanza

Cabe destacar que las expectativas o la esperanza es un camino lleno de frustración porque cuando la esperanza lleva a desear algo que no está ocurriendo en el presente, lleva a pensar que necesito algo o que me sobra algo, cuando en realidad esto es causado por nuestros pensamientos. Ya que todo lo que tenemos ahora mismo es todo lo necesario para experimentar este momento tal y como es. Es decir, el mal estar o la tortura de la mente incesante es culpa de no aceptar el momento presente. Ya que la retroalimentación tanto de emociones positivas como negativas tiene un precio en la salud mental

Conquistando la felicidad

Tras esto, se debe simplificar la vida, para mi es importante entender una de mis máximas interiores: 

<< plenitud, estabilidad y paz mental >>. Entender que cuando deseo algo debe estar creado desde hechos presentes que percibo y conozco, ya que si deseo cosas que o bien no dependen de mí o desconozco, asiduamente terminarán por generar frustración y sentimiento de vacío. En cambio si deseo cosas que dependen únicamente de mi, evitaré caer en el pozo del vacío. Por que resulta fácil caer en la resignación y pasividad de no tener ambiciones y desapego. Un nihilismo muy estupido, pero con las ambiciones y deseos que dependen de uno mismo la cosa cambia. Recordando el libro de la conquista de la felicidad de Bertrand Russell. Russell argumenta que las personas que tienen una vida rica en diversas pasiones tienen mayor probabilidad de evitar depresiones y salir airosos de las circunstancias adversas. En resumen, estas pasiones deben ser fructíferas, que sumen y no resten.

A continuación unos tópicos sobre la felicidad que deben ser mencionados en el Bosón: Punset nos dejó esta frase: << La felicidad se encuentra en la sala de espera de la felicidad >> sencillo y lleno de significado, la felicidad no es el destino sino el proceso, o citando a Machado << caminante no hay camino, se hace camino al andar >>. Desde mi interpretación la felicidad es un estado por defecto, que lo engloba todo, siempre y cuando exista conciencia y aceptación de la realidad.

La continua sensación de vacío o de sentirse a medio hacer representada en la obra <<Nivola>> de Unamuno nos muestra cómo el hombre siempre quiere más, nos muestra esa esperanza, esa insatisfacción constante. Unamuno recalca en su obra como la vida es una estado dinámico, lleno de descontrol donde lo único que se puede hacer es aceptar la aventura de la incertidumbre y adentrarse en ella.

Egoísmo altruista

Además se necesita procurar primero un estado de bienestar individual para poder aportar a los demás, esta frase suena muy ególatra, pero necesitas priorizar primero tu felicidad para que los demás se beneficien de ti. En cambio, no se puede pretender ayudar a los demás cuando uno mismo tiene graves problemas.

Por otro lado se debe luchar un poco contra el cerebro-centrismo del continuo análisis entendiendo que hay preguntas sin respuesta y que estar consciente en el presente es la máxima a la que debemos aspirar continuamente. Se podría realizar una investigación de antropología mental, donde se apunta en un cuaderno las veces que la mente desconecta de la realidad.

Auto-dialogo

Otro hábito muy importante es valorar la calidad de los pensamientos con el fin de mejorar este automatismo. Un autodiálogo potenciador, positivo, capaz de percibir el presente con perspectiva que no entra en exageraciones y dramas es un aspecto clave en la conquista de la tranquilidad mental. Se debe mantener la conciencia en el ahora, observándose a uno mismo y al entorno para evitar vivir << futurizados>> con el fin de conquistar el presente, por que no hay nada más importante que el momento presente. Un ejemplo de esta idea sería:

El instante de cuando se observa la aparición de un pajarito, ese estado de sorpresa inicial hasta que la mente lo analiza, cataloga y almacena, es ese momento o estado de conciencia el que necesita ser alargado. La meditación y algo tan simple como retomar la conciencia en respiración ayudan a conectar con el presente.

Sin embargo, el pensamiento positivo si bien es cierto que puede ser una gran herramienta de autoayuda, no deja de ser una falsa creación que puede evadir la realidad. Es necesario afrontar las adversidades con actitud, pero sin caer en un ignorante optimismo valorando la balanza de la realidad tanto en sus factores positivos como negativos.

Para terminar estos galimatías existenciales, me gustaría recordar una máxima de estoicismo << memento mori >>. Es decir, recuerda que vas a morir, recordar esto en cada momento de la vida, despoja las cosas superfluas del día a día. Es ahora cuando necesitamos darnos cuenta de los recursos esenciales de nuestro día a día, lo que es de verdad importante.

Fuente:
Scielo. Prevalencia de hipotiroidismo subclínico y enfermedades mentales
Scielo. Depresión en pacientes con hipotiroidismo
Sciencedirect. Prevalencia del hipotiroidismo en trastornos psiquiátricos
Dialnet Universidad Rioja. La relación de la atención y memoria  con la función tiroidea
Medigraphic. Fisiología tiroidea
Wiki. Acidos MEAD
Ray Peat. El problema de la enfermedad del Alzheimer

Deja un comentario