Los diferentes problemas tiroideos

Los diferentes problemas tiroideos

Resumen del libro “Cómo superar los problemas tiroideos de HARVARD MEDICAL SCHOOL”

Índice

●Introducción fisiológica
●Alteraciones
●Factores de riesgo
●Signos y síntomas del hipotiroidismo
●Hipotiroidismo subclínico
●Hormona tiroidea alternativa
●Yo es que engordo por la tiroides
●Signos/síntomas hipertiroidismo
●C’est fini.

Introducción fisiológica

La tiroides controla el metabolismo celular estando así involucrada en todas las funciones fisiológicas (piel, músculos, hueso, apto digestivo, cerebro…). Regula la velocidad y eficiencia de las células en la transformación de los nutrientes (ácidos grasos y glucosa) en energía que necesitan los órganos para cumplir su función. Por eso su alteración presenta signos/síntomas muy inespecíficos. Si la hormona tiroidea funciona por defecto se experimenta cansancio, frío, piel seca, depresión, estreñimiento, bajas pulsaciones, hipercolesterolemia, caída del pelo… Y al contrario, por exceso, ansiedad, sofocos, jadeos, taquicardias…

Para la síntesis de hormona tiroidea se necesita yodo, micronutriente que se obtiene a partir de la sal, mariscos, pescado… Este yodo se almacena y circula por el torrente sanguíneo, es utilizado para fabricar tiroxina (T4) que a su vez sirve de almacén para crear triyodotironina (T3) la forma activa de la hormona tiroidea. La conversión de T4->T3 ocurre principalmente en: el hígado, riñones, cerebro, así como en los órganos y tejidos más metabólicos.

Los alimentos simplemente son energía

La energía contenida en los carbohidratos y grasas es utilizada en la célula concretamente en las mitocondrias generando ATP, CO2 y agua para utilizarse en todas las transformaciones químicas producidas por tejidos y órganos, para su función y estructura (metabolismo y salud).

La retroalimentación para el funcionamiento y síntesis de hormona tiroidea ocurre en la hipófisis, se establece una comunicación entre TRH-TSH y T4-T3, esto es el eje hipotálamo-hipófisis-tiroides.

Alteraciones

Ingestas deficientes de yodo afectan a la síntesis de hormona tiroidea, el exceso de trabajo provoca un aumento en la glándula tiroidea (bocio), otra situación, es cuando la glándula es atacada por el sistema inmune ocurriendo así una inflamación de la glándula denominada tiroiditis de Hashimoto (la forma de hipotiroidismo más frecuente)

Factores de riesgo

Los problemas tiroideos son más frecuentes en mujeres (hasta 10 veces más) por su exposición a estrógenos, se ha visto que los estrógenos afectan al sistema inmune, concretamente a los linfocitos B implicados en las enfermedades autoinmunes. Por ejemplo, durante el embarazo puede darse una tiroiditis debido a la supresión de los linfocitos B por el auge de los estrógenos en sangre que culmina de manera rebotada tras el parto cuando aumentan bruscamente los linfocitos B.

  1. Edad

    En la enfermedad de envejecer, disminuye la captación de yodo, la cantidad de oxígeno absorbida por los tejidos, disminuye la secreción de hormonas tiroideas, sin embargo, durante el envejecimiento “normal” la disminución de la función tiroidea va asociada a la disminución de la masa corporal, es decir, el organismo necesita menos nivel hormonal al tener menos masa, equilibrando así el sistema.

  2. Antecedentes familiares

    Personas cuyos familiares tienen o han tenido: Grave Basedow, tiroiditis de Hashimoto, tiroiditis postparto tienen hasta un 50% de padecer una enfermedad autoinmune tiroidea.

  3. Dieta

    El exceso o déficit de yodo puede provocar problemas tiroideos, cuidado con el alga kelp este “superalimento” contiene cantidades muy elevadas de yodo pudiendo provocar problemas tiroideos, alimentos bociógenos (crucíferas como coliflor, brécol, brócoli, repollo, judías, plátano macho…) y sobre todo: sedentarismo, estrés y PUFAS.

  4. Radiación

    Como la sobreexposición solar en sus peores horas durante la infancia, pruebas diagnóstico de rayos X sobre todo cuando inciden en el cuello.

  5. Tabaquismo

    El tabaco es nocivo para todos los sistemas fisiológicos, en este caso existe asociación con el hipertiroidismo Graves Basedow.

  6. Medicamentos

    Los principales son: litio, amiodarona, interferón, interleucinas, povidona yodada (betadine).

  7. Cardiología e hipotiroidismo

    Niveles bajos de hormona tiroidea provoca la pérdida de elasticidad de las arterias, esto se traduce en aumento de la TA, también provoca hipercolesterolemia, arteriosclerosis, infartos e ictus. En el hipotiroidismo los niveles bajos de la hormona tiroidea (concretamente T1) encargada de la inervación de parte de la contracción cardiaca resulta en una frecuencia cardiaca baja y débil, entorpeciendo la fuerza de bombeo y gasto cardíaco.

    Si no se trata el hipotiroidismo con el tiempo puede ocurrir una de sus complicaciones más graves: el mixedema, esto ocurre cuando el metabolismo es tan lento que los órganos empiezan a dejar de funcionar, momento que puede hacer al paciente entrar en coma.

Signos y síntomas del hipotiroidismo

Cansancio, fatiga, sensación de frío, intolerancia al frío,(el metabolismo enlentecido reduce la generación de calor), pérdida de apetito, frecuencia cardíaca reducida, ligero aumento de peso, depresión, piel seca, uñas y pelo frágil, caspa, caída de pelo y vello corporal, sequedad crónica por el  déficit de funcionamiento en las glándulas sudoríparas, irritaciones, descamación de la piel, estreñimiento, malas digestiones, dolores musculares inespecíficos como molestias, alteraciones de la menstruación…

Hipotiroidismo subclínico

Cuando “existen síntomas/signos” claros y las pruebas muestran: elevaciones de TSH y T3-T4 en rango, la evidencia es controvertida, por un lado existen estudios que demuestran que es necesario tratarlo para prevenir alteraciones cardiacas, trastornos neurológicos… pero por otro lado, existen estudios que describen que no es concluyente el tratamiento del hipotiroidismo subclínico. Lo importante es siempre la individualización del contexto de cada paciente, hasta que punto el hipotiroidismo le afecta valorando las analiticas, ya que este se empieza a tratar a partir de TSH superiores a 10 mU/L (En mi opinión aparte de los signos/síntomas, medirá la temperatura corporal)

Hormona tiroidea alternativa

Es importante destacar que el tratamiento endocrinológico estándar consta de tomar 30 min antes de desayunar eutirox (T4), sin embargo se ha comprobado en muchos pacientes que tomar hormona animal tiroidea desecada, que contiene T3 y T4 se consiguen mejores niveles de hormona tiroidea en suero y mejor evolución, es decir, más energía y bienestar.

Yo es que engordo por la tiroides

Si bien es cierto que el hipotiroidismo genera un metabolismo lento, se queman menos calorías y el exceso se transforma en grasa más fácilmente, pero, en el hipotiroidismo también disminuye el apetito, si bien se pueden ganar unos pocos kilos de 2 a 8 kg; no está relacionado con sobrepeso/obesidad, es un factor más de la gran ecuación de la obesidad: hábitos insanos, sedentarismo, trastornos psiquiátricos, malnutrición y genética. Si, la genética en último lugar ;)

Signos/síntomas hipertiroidismo

Un metabolismo acelerado y descontrolado produce: intolerancia al calor por el aumento de la temperatura, fatiga, cansancio, irritabilidad, ansiedad, depresión, insomnio, sudoración, aumento del apetito, pérdida de peso, palpitaciones, insuficiencia cardiaca, HTA, arritmias, temblor de manos, debilidad muscular (gran catabolismo proteico), alteraciones menstruales, esterilidad, pérdida de libido, ginecomastia masculina…

C’est fini.

Y hasta aquí lo que me ha parecido más interesante del libro, tengo pendiente subir resúmenes de otros libros que tratan  problemas de la tiroideos ,como podéis observar de lo resumido soluciones hay pocas en el libro, más bien, es clínica y fisiopatología, en el Boson trato más en profundidad cómo optimizar el entorno hormonal, si queréis profundizar en el tema os recomiendo investigar y leer a: John Lee, Ray Peat, Matt Stone, Keith Littlewood, Jay Feldman, Chris Masterjohn, Nathan Guy Hatch, Danny Rodie

Deja un comentario