Los daños del cardio extenuante

Los daños del cardio extenuante

Lo principal que hacen las personas para ponerse en forma es salir a correr y realizar ejercicios aeróbicos de resistencia cardiovascular. Pues bien, estos ejercicios de cardio extenuante -que será relativo al nivel físico de cada persona. Generalmente suelen ser (de menor a mayor riesgo): 5-10 km, media maratón, una maratón, triatlones excesivos como Ironmans, Ultramans… El concepto es someter al cuerpo a una carga de impacto de mucha repetición durante mucho tiempo. No, correr largas distancias no es lo mejor; es más beneficioso cardio a intervalos intensos, como esprintar por ejemplo, que resulta ser un ejercicio más favorable para el metabolismo.

Daños fisiológicos del cardio extenuante

El ejercicio de resistencia se relaciona directamente con daño oxidativo al ADN. Debido a que este ejercicio genera mucho estrés oxidativo por el aumento de especies reactivas de oxígeno y nitrógeno (ROSN). Aumentándose la respuesta inflamatoria sistémica.

También afecta al entorno hormonal, pudiendo llegar a promover el cáncer. Un Ironman provoca efectos significativos en distintos biomarcadores que persisten durante 19 días tras la carrera:

“Hubo aumentos significativos en los recuentos de leucocitos totales, MPO, elastasa de PMN, cortisol, actividad CK, mioglobina, IL-6, IL-10 y hs-CRP, mientras que la testosterona disminuyó significativamente en comparación con la pre-carrera. Excepto el cortisol, que disminuyó por debajo de los valores previos a la carrera, estas alteraciones persistieron un día después de la carrera. Cinco días después de la carrera, la actividad de CK, la mioglobina, IL-6 y hs-CRP había disminuido, pero aún estaban significativamente elevadas. Diecinueve días después de la carrera, la mayoría de los parámetros habían regresado a los valores anteriores a la carrera, con la excepción de la elastasa de MPO y PMN, que habían disminuido significativamente por debajo de las concentraciones antes de la carrera. Y la mioglobina y la PCR-hs, que fueron levemente, pero significativamente más alto que antes de la carrera”.

Potenciales lesiones en el cardio extenuante

Correr distancias relativamente largas no es lo óptimo para la salud, tanto a nivel hormonal, orgánico, como articular. Los continuos impactos repetidos durante la carrera ejercen mucho peso y tensión sobre las articulaciones que, dependiendo de la técnica de carrera y musculatura. Con el tiempo el eslabón más débil se romperá.

Por ello, antes de lanzarse a correr, es primordial realizar ejercicios de fuerza para obtener un mayor músculo esquelético en el tren inferior. El cual sea capaz de absorber mejor los impactos y evitar futuras lesiones.

Conclusión

Si te encanta correr, corre, pero no es lo mejor para la salud existiendo otras alternativas. Aunque “siempre” será mejor correr que permanecer sedentario.

Algunas alternativas a los potenciales daños del cardio extenuante podrían ser: HIITs como sprints en llano y cuesta 40/60/100m, series de 200/400m, carreras de corta distancia y alta intensidad 1-3-5 km, ejercicios de fuerza- hipertrofia como calistenia, culturismo, deportes de equipo de predominio anaeróbico…

FUENTE:
Paul Jaminet, en Perfect Health Diet

Deja un comentario