cortisol-contexto

Cortisol en contexto

El contexto del cortisol es ser una hormona esteroidea, es decir, se sintetiza a partir de grasa, colesterol. Es producida por la glándula suprarrenal, y sus principales funciones son catabólicas, esto es:

i) Aumenta el nivel de glucosa en sangre a partir de otros tejidos (glucógeno, grasa, proteínas);
ii) Suprime el sistema inmune;
iii) Disminuye la formación ósea, entre otras.

Ya con esta breve descripción, se deduce que no interesa tener el cortisol en un contexto crónicamente alto.

En el contexto de estrés

El cortisol es la hormona del estrés por excelencia. Prepara al cuerpo para situaciones agudas de estrés, movilizando energía para afrontar dichas situaciones, es decir, promueve subidas de azúcar y ácidos grasos (glucogenolisis, glucolisis, lipolisis…) Por ello, es importante el uso de dispositivos que monitorizan las curvas glucémicas (aquí os dejo dónde adquirirlos, por si os interesa). Con uno de estos dispositivos podríamos ver qué entornos nos son estresantes (por ejemplo, saunas, diferentes comidas, realizar ejercicio físico…) y objetivar así a qué niveles de estrés nos enfrentamos.

Para aumentar la movilización y el uso de energía del que hemos hablado, el cortisol aumenta la liberación de adrenalina. Pero, mantener elevado crónicamente el cortisol, reduce la conversión tiroidea de T4 a T3, es decir, reduce la tasa metabólica, siendo más difícil por ejemplo perder grasa.

Desde un punto de vista saludable y enfocado en la musculación, cuantos más carbohidratos sea una persona capaz de manejar, mejor tasa metabólica tendrá, mejor composición corporal ( << haters gonna hate, -hola cetósico >>) mayor rendimiento deportivo en modalidades de fuerza/hipertrofia y mejor reconversión tiroidea.

Contexto circadiano del Cortisol

El cortisol varía a lo largo del día: por la mañana se encuentra en sus niveles más altos – aproximadamente a las 8 horas – y los niveles más bajos oscilan entre las 00 y 04 horas de la noche.

Es por ello de vital importancia de crear un contexto mediante la dieta y la exposición solar a este horario, es decir, un desayuno predominante en grasa saturada apoya al cortisol, ya que se sintetiza a partir de colesterol. Y por la noche incluir más cantidad de carbohidrato ayuda a inhibir el cortisol.

Por otro lado, la exposición solar o a luz blanca en núcleo supraquiasmático del hipotálamo a primera hora de la mañana y evitar la exposición a luz blanca por la noche, ayuda a ordenar este ciclo hormonal. La utilización de luz infrarroja al despertar y al acostarse resulta útil también para es contexto.

Contextos estresantes que aumentan el Cortisol

  • Los ácidos grasos poliinsaturados aumentan el cortisol al inhibir la función tiroidea.
  • El café, acompañado de azúcar, aumenta el metabolismo tiroideo; y acompañado de grasas, aumenta el metabolismo adrenal.
  • La falta de sueño, el insomnio.
  • El ejercicio físico intenso y prolongado.
  • Una dieta hipocalórica, combinada con ejercicio físico intenso, también aumenta el cortisol. Por lo que ¡nadie debería hacer esto bajo el lema de ser más saludable!
  • Una nutrición deficiente en carbohidratos.
  • El estrés psico-emocional.
  • El tejido adiposo subcutáneo regenera cortisol.
  • El receptor de la serotonina 5HTR2C está asociado con el aumento de la producción de cortisol en hombres.

Contextos beneficiosos que reducen el Cortisol

Conclusión

Matt Stone propone las “SSS Antiestrés: SUGAR, STARCH, SALT, SATURATED FATS AND SLEEP” (azúcar, almidón, sal, grasas saturadas y dormir). Es una estrategia con mucha fisiología detrás por contradictoria que parezca en los tiempos actuales que corren, con los gladiadores de pubmed, gurús dietéticos, influencers fitness, realfuders trastornados, nutrinazis y toda su gran desinformación.
Para terminar, si aún tras comer tienes manos y pies fríos con frecuencia en un entorno cálido, deberías empezar a preocuparte.

Actualización

FUENTE:
Christian Thibaudeau, en T-Nation

2 comentarios en “Cortisol en contexto”

  1. Hola, entiendo que cuando dices: «el café, acompañado de azúcar, aumenta el metabolismo tiroideo; y acompañado de grasas, aumenta el metabolismo adrenal», es bueno que aumente estos dos metabolismos o sólo el tiroideo ¿no?
    Tengo hipotiroidismo subclínico según el tsh pero la hormona está bien y sin síntomas, pero ando mosqueado. He leído a Matt Stone y a Peat y es verdad que es contraintuitivo y algunas cosas no me cuadran porque es bastante tajante con ciertas cosas, sobre todo e las polinsaturadas.
    Muy bueno tu blog, valiente por decir cosas contracorriente.
    No veo donde suscribirme aunque me sirve el «spam» que haces por tweeter.
    Saludos!

    Responder
    • Hola buenas Jesús!

      Si bueno a ver es complicado, bajo mi punto de vista, no es siempre utilizar siempre azúcar o aceite de coco/mantequilla, analizandolo ambas van a fomentar la energía en el cuerpo, el aceite de coco se descompone de ácidos grasos de cadena corta que se queman muy rapido, asi como el azúcar, y la mantequilla no será tan rápida pero se consigue lo mismo, incluso su vit A puede ser interesante a nivel de hormonas como la DHEA, pero es otro tema

      lo que quiero decirte es, que depende lo que vayas a hacer o tu circunstancia puede que sea más oportuno utilizar azúcar o grasa, por ejemplo si vas a hacer deporte de fuerza o corta duración azúcar, si es de larga duración grasa, o dependiendo de cómo tolere tu cuerpo la grasa o el azúcar (esto mediante glucómetro se podría intuir haces la prueba y lo que menos variación de glucosa de, es lo mejor)

      Y si en el blog digo lo que pienso según voy leyendo y formándome,sin pelos en la lengua, no busco vender nada ni engañar a nadie, me sirve para ordenar los conocimientos que voy adquiriendo…

      Un saludo!

      Responder

Deja un comentario