El colesterol en contexto

El colesterol en contexto

En el siguiente post se detalla en profundidad todo el contexto del colesterol , como interpretar las analíticas, cual es la «verdadera» relación entre la placa de ateroma arterial y el colesterol.

Índice

●Revisión del colesterol y la enfermedad cardiovascular
●Análisis de la colesterolemia
●Funciones protectoras del colesterol
●Alimentos grasos Pro colesterol
●Conclusión e interpretación del colesterol en su contexto

El colesterol es una molécula esencial para el organismo, cuyas funciones son vitales para el mismo. Así, a nivel celular, modula la fluidez, permeabilidad y función de la membrana celular. Otra de las funciones básicas del colesterol es su actuación como precursor de hormonas esteroideas (hormonas grasas): andrógenos como la testosterona, progesterona, DHEA, pregnenolona, estrógenos, cortisol o aldosterona. También forma parte de los ácidos biliares y la vitamina D.

Síntesis y metabolismo del colesterol

El colesterol lo podemos adquirir con la dieta o, en su defecto, será creado en el hígado. De hecho, en condiciones normales, el colesterol está equilibrado y regulado por el hígado.

En lo que respecta al metabolismo del colesterol: se  excreta aproximadamente 1100 mg de colesterol dietético diariamente en las heces; esta cantidad es el resultado de sumar el colesterol sintetizado por los tejidos, 800mg, y el aportado por la dieta, 300mg, aproximadamente. Si bien la cantidad de colesterol fluctuará dependiendo del aportado, es decir, una reducción del colesterol dietético aumentará la síntesis del mismo  y, viceversa.

Revisión del colesterol y la enfermedad cardiovascular

Existe un miedo infundado sobre que la presencia de colesterol en sangre se relaciona con enfermedades cardíacas. La arterioesclerosis (placa de ateroma en los vasos sanguíneos) es la causa primaria de los infartos agudos de miocardio. Pero, en 1936, Landé y Sperry empezaron a investigar en el tema bajo la hipótesis de que si el colesterol total alto causaba ateroesclerosis, entonces, todas las personas con alto colesterol total deberían tener más ateroma que las personas con colesterol total bajo. Sin embargo, encontraron que la presencia de ateroesclerosis era igual en personas con colesterol total alto y bajo. 

Siguiendo en la misma línea de hipótesis, si el colesterol alto es la causa primaria de enfermedad cardiovascular, se debería encontrar asociación entre ambas. Así, la cohorte del estudio de enfermedades del corazón de  Framingham en 1960 introdujo dicha hipótesis: el colesterol alto aumenta el riesgo de morir por enfermedad cardiovascular. Sin embargo, el grueso de la evidencia demuestra que no hay tal asociación, es más, sucede al contrario, el colesterol alto puede proteger contra infecciones y aterosclerosis.

Análisis de la colesterolemia

Actualmente deberíamos desechar la asociación superficial de tener un colesterol alto con enfermedad cardiaca. Parece más razonable enfocarse en los ratios de colesterol procurando un HDL (High Density Lipoprotein) moderadamente alto y triglicéridos en rango (la valoración de los triglicéridos -tres moléculas de glicerina-, es decir, los ácidos grasos en sangre, permiten observar el metabolismo de los mismos. En un entorno de cetosis, el consumo de ácidos grasos es predominante por lo que estarán bajos; en cambio, en un entorno de oxidación glucolítica, los triglicéridos estarán más altos pero es irrelevante en la asociación de enfermedad). 

Por otro lado, tenemos el colesterol LDL (Low Density Lipoprotein). Estas partículas de menor densidad son las que están más expuestas a la oxidación por parte de los ácidos grasos poliinsaturados y aumento de la glicosilación, junto con circunstancias patológicas como la hipertensión, el consumo de tabaco y la diabetes mellitus, las cuales aumentan la oxidación de LDL convirtiéndolas en células macrófagas sub-endoteliales.

HDL vs LDL

Cuando estas células no son eliminadas y se acumulan (transporte reverso del colesterol) proceso mediado por las partículas HDL, las partículas  LDL y macrófagos acumulados y oxidados se degeneran en células inestables, aumentando la inflamación y apareciendo así placas de ateroma en la pared del vaso sanguíneo arterial. Tras la teoría en la formación de la arterioesclerosis cabe esperar que personas con un LDL alto deben tener más arterioesclerosis que personas con bajos niveles de LDL, pero diversos estudios siguen sin encontrar asociación entre el LDL-C y la calcificación coronaria:

“Niveles de lípidos en pacientes hospitalizados con enfermedad de las arterias coronarias: un análisis de casi 140.000 pacientes con infarto agudo de miocardio (IAM), su LDL-C en el momento de ingreso en el hospital fue menor de lo normal.”

“El ingreso con bajos niveles de colesterol LDL se asoció con un aumento de 3 años de mortalidad por todas las causas en pacientes con infarto de miocardio, los autores decidieron reducir el LDL-C de los pacientes aún más. En un seguimiento de 3 años después, la mortalidad total entre aquellos con LDL-C por debajo de 105 mg / dl (2 mmol / l) fue dos veces más alta en comparación con para aquellos con un mayor LDL-C”.

Variabilidad del colesterol

Se conoce que el estrés psicológico puede aumentar el colesterol de un 10 a un 50% a lo largo de media hora, es decir, existe una gran variabilidad de los lípidos en el plasma en respuesta a un entorno estresante. Estas respuestas al estrés son potenciales directos de causar ateroesclerosis mediante procesos como la hipertensión y la agregación plaquetaria excesiva. Por ejemplo, el cáncer y las infecciones disminuyen el LDL, es probable que la arterioesclerosis sea causada por infecciones y que las partículas LDL actúen desactivando a los microorganismos y sus productos tóxicos, volviéndose vulnerable a la formación de la placa de ateroma mediante los agregados de lipoproteínas oxidadas, restos microbianos y anticuerpos LDL. Al respecto, se han encontrado observaciones significativas de que individuos con bajos niveles de LDL tienen mayor susceptibilidad a las enfermedades infecciosas.

Si las partículas LDL son las causantes de enfermedades cardiacas, personas con niveles altos deberían tener mayores sucesos patológicos y vidas más cortas, sin embargo:

“Una revisión sistemática de 19 estudios de cohortes que incluyeron a más de 68.000 personas mayores de 60 años, encontró lo contrario: La falta de una asociación o una asociación inversa entre el colesterol de lipoproteínas de baja densidad y la mortalidad en los ancianos.”

Por otro lado,“Un estudio de registro basado en la población de aquellos con los niveles más altos de LDL-C vivió más tiempo que las personas en tratamiento con estatinas”. 

Funciones protectoras del colesterol

Las investigaciones indican que el colesterol de alta densidad (HDL) es un factor cardioprotector debido a que extrae  el colesterol de las lesiones ateroscleróticas y lo transporta hasta el hígado, para metabolizarlo y eliminarlo por vía intestinal en las heces. Sin embargo, dependiendo del contexto, fases agudas de inflamación que provocan un estrés oxidativo pueden revertir el HDL anti-inflamatorio en pro-inflamatorio, es decir, se puede volver disfuncional empeorando la respuesta inflamatoria. En pacientes diabéticos tipo II se ha encontrado moléculas HDL pequeñas sin actividad antioxidante.

Por otro lado, el colesterol se utiliza para crear hormonas esteroideas, bilis, y vitamina D esencial en el metabolismo del calcio, regulación de la glucemia y mejora de la inmunidad. Además, el colesterol tiene un papel esencial a nivel del sistema nervioso: los axones de las neuronas están recubiertos por la mielina compuesta por proteínas y grasa. El tratamiento de neuronas con una solución de colesterol de 10mcg/ml, aumenta la sinapsis mejorando el aprendizaje y memoria.

Alimentos pro colesterol

El colesterol se absorbe en la zona proximal del intestino delgado, en su absorción influyen determinados factores como la edad, composición de los ácidos biliares, dieta, alteraciones a del aparato digestivo, microbiota intestinal…

Dicho esto, el colesterol se encuentra principalmente en: carnes rojas, vísceras, mariscos, lácteos enteros y huevos.

Conclusión e interpretación del colesterol

Tras lo analizado, pensar que el colesterol es la causa directa de enfermedades cardiovasculares es erróneo, debido a que tanto las personas con niveles altos como bajos pueden llegar a presentar placas de ateroma.

El argumento es que personas jóvenes y de mediana edad presentan niveles altos de colesterol. Esto es correcto, pero asociación no es lo mismo que causalidad. Se debe entender el contexto, así, las personas jóvenes están en pleno auge hormonal, por lo que el colesterol puede estar relacionado con la producción de hormonas esteroideas. Las personas de mediana edad se encuentran en medio de su vida laboral, estando expuestas al estrés

Contextualización del colesterol total

El cortisol es una hormona esteroidea que necesita colesterol para formarse. Esto conlleva que el colesterol elevado debería entenderse como un indicador junto con el análisis del contexto de la persona. Por otro lado, en personas deportistas el colesterol también está elevado para hacer frente al estrés oxidativo o el entorno hormonal de la hipertrofia

Otros factores que influyen son la baja tasa metabólica, es decir la correlación entre hipotiroidismo y colesterol alto, el estrés mental, la inflamación, infecciones, la sensibilidad endotelial, factores de coagulación, etc. todos relacionados con el colesterol. Así, por ejemplo, el estrés mental puede elevar el colesterol. Dicha variabilidad emocional altera los niveles de colesterol posiblemente debido a que el colesterol se necesita para producir cortisol, adrenalina y noradrenalina que contribuyen a su vez a la hipertensión e hipercoagulación

Identificando el riesgo del colesterol alto

Una vez con las analíticas en la mano y entendido bien el contexto del colesterol, suelo siempre utilizar estas tablas para comprobar si existe de verdad riesgo de enfermedad cardiovascular, están muy bien ya que incorporan muchos factores de riesgo.

Por otro lado, es interesante contemplar un estudio más profundo de las arterias coronarias del corazón, mediante la realización de una técnica nueva denominada OCT (tomografía de coherencia óptica) que consiste en observar el interior de las arterias por medio de luz infrarroja para observar las placas de ateroma en las arterias coronarias (arterioesclerosis, causa principal de los infartos agudos de miocardio). Esta técnica presenta una imagen cuya resolución es 10 veces mayor a la ecografía o angiografías típicas. 

Bajo mi punto de vista, los hábitos a tener en cuenta para evitar un colesterol oxidado que pueda formar placas de ateroma en nuestras arterias, (aunque están muy machacados y probablemente no os voy a describir nada nuevo), serían los siguientes: 

  • No fumar.
  • Realizar ejercicio de fuerza adaptado a cada persona, por ejemplo, una rutina tipo full body 5×5, tres o cuatro veces por semana.
  • Realizar actividad física (NEAT), es decir, andar más y rápido durante el día, todos los días. 
  • Evitar los ácidos grasos poliinsaturados de la dieta (PUFAS).
  • Meditar de vez en cuando.
  • Y dormir muy bien.

Actualización

Sin duda que la enfermedad cardiovascular es de origen multifactorial donde el estilo de vida (sedentarismo-deporte de fuerza, tabaco, exceso de peso, dieta…) tiene un potencial enorme en su prevención o causa.

Marcadores de Colesterol

Colesterol total: Deseable: <200 Alto: 200-239  Muy alto: >240

LDL: Deseable <100 Alto 130-159 Muy alto >190

HDL: Deseable > 60 Bajo <40

Triglicéridos: Deseable <100 Muy alto >150

Aunque para valorarlo de verdad hay que ver el contexto y sobre todo es peligroso el LDL oxidado, proceso que ocurre con mayor frecuencia con la existencia sedentarismo y grasas dietéticas TRANS y PUFAS .

Trigliricéridos muy elevados

Las concentraciones elevadas de triglicéridos pueden ser problemáticas. Intervenciones útiles para reducirlos son: un NEAT  diario (andar pero andar rápido), entrenamiento regular de fuerza 3-4 días por semana, dieta sin PUFAS y grasas trans, meditación, sueño adecuado, como suplementos el ácido nicotínico, fibratos antioxidantes como las vitamina C y E para evitar la peroxidación lipídica, vitaminas del grupo B implicadas en el metabolismo de la homocisteína y carbohidratos, como medicamento la aspirina (acompañada de una abundante comida y si es posible disuelta en agua caliente todo esto para proteger al estómago) 

Factores de riesgo: diabetes, HTA (>135/85 mmHg), triglicéridos muy elevados, sedentarismo, ser fumador, historia familiar con infartos prematuros, LDL densas, pequeñas y oxidadas, estados de inflamación, estados protrombóticos, elevación de la homocisteína, dieta aterogénica (PUFAS+TRANS), sobrepeso-obesidad.

Marcadores interesantes a valorar en una analítica aparte del colesterol total

Fibrinógeno y Homocisteína sus aumentos indican alteraciones en los factores protrombóticos relacionados con las alteraciones del endotelio que recubre las placas coronarias. 

Proteina C reactiva: para valorar el estado de inflamación .

Apolipoproteína B es el valor predictivo más fiable que el desglose del colesterol (HDL-LDL), ofrece un reflejo fiel de todas las lipoproteinas del colesterol.

Fructosamina, Hb1Ac, Péptido C ( funcionamiento de las células beta del páncreas), insulina,índice HOMA: para valorar el metabolismo de la glucosa y entrever la posibilidad de oxidación de las partículas LDL.

FUENTES

Octavio Maldonado Saavedra et al., en SCIELO

Guías para el tratamiento de las dislipemias en el adulto : ATPIII

Uffe Ravnskov, en Expert Review of Clinical Pharmacology

Omicrono, en El Español

Colesterol org, “Función del colesterol”

Uffe Ravnskov, “Los beneficios del colesterol elevado”

Clínic Barcelona, “OCT: La mejor técnica para analizar las placas de ateroma en las arterias”

Deja un comentario