Beneficios del aceite de coco

Extractos sobre los beneficios del aceite de coco bajo el punto de vista de Ray Peat

“El aceite de coco que se ha mantenido a temperatura ambiente durante un año se ha comprobado en busca de ranciedad y no mostró evidencia de ello. Dado que esperaríamos que el pequeño porcentaje de aceites insaturados contenidos naturalmente en el aceite de coco se vuelvan rancios. Parece que los otros aceites (saturados) tienen un efecto antioxidante: la dilución mantiene las moléculas inestables de grasas insaturadas especialmente separadas unas de otras. Para que no puedan interactuar en las destructivas reacciones en cadena que ocurren en otros aceites.

El aceite de coco es rico en ácidos grasos de cadena corta y media. Una longitud de cadena más corta permite que los ácidos grasos se metabolicen sin el uso del sistema de transporte de carnitina, protege las células contra el estrés en parte al oponerse a la acción de carnitina.

Un grado de saturación del aparato oxidativo por ácidos grasos de cadena corta tiene un efecto similar, es decir, que estas grasas saturadas de cadena corta muy solubles y móviles tienen prioridad para la oxidación. Porque no requieren transporte de carnitina en la mitocondria.

La capacidad de algunos de los ácidos grasos saturados de cadena media de inhibir la formación de grasa del hígado muy probablemente es sinérgico con el efecto pro tiroideo. Al permitir que la energía se use, en lugar de almacenarse.

Cuando la grasa no se forma a partir de carbohidratos, el azúcar está disponible para su uso o para su almacenamiento como glucógeno. Por lo tanto, pasar de las grasas no saturadas en los alimentos al aceite de coco implica varios procesos anti-estrés, lo que reduce nuestra necesidad de hormonas suprarrenales.

Sobre la liposfuscina

“El «pigmento de la edad» se produce en proporción a la relación de oxidantes a antioxidantes, multiplicado por la relación de aceites insaturados a aceites saturados. La luz ultravioleta induce la peroxidación en grasas no saturadas, pero no en grasas saturadas. Los experimentos con conejos y los estudios en humanos mostraron que la cantidad de aceite insaturado en la dieta afecta fuertemente la velocidad a la que se desarrolla la piel envejecida y arrugada”.

Resumen

  • El aceite de coco es muy estable al calor y resistente a la peroxidación; estimula la síntesis tiroidea y aleja el metabolismo adrenal.
  • Mantener una relación de grasa saturada superior a las insaturadas (mono-poli) crea un entorno protector.
  • La exposición solar en horas de mayor incidencia ultravioleta (cuando el sol está perpendicular, esto es, entre las 11 y 17h aproximadamente). Dependiendo del tipo de grasas dietéticas, se acentúa en menor o mayor medida el envejecimiento de la piel.
  • Una cucharada al día de aceite de coco o incorporarlo a la ensalada de zanahoria nos aportaría beneficios

FUENTE:
Ray Peat

Deja un comentario